Sígueme en Facebook

miércoles, 3 de agosto de 2016

Gaspar Polanco Borbón

Nació en 1816,  en Monte Cristy, Hijo de dos campesinos, Valentín Polanco y Martina de Borbón. A pesar de no haber asistido a la escuela en su niñez y no saber leer ni escribir, ha sido uno de los más notables genios militares de la historia de la República Dominicana. Se integró al ejército a la edad de 26 años...
 Participó en la Guerra de la Independencia Dominicana, con el rango de coronel, con tropas de zonas rurales. Se destacó en las campañas militares de la Línea Noroeste. En 1858, ocupaba ya la jefatura militar de la Sección de La Peñuela. Por la misma época fue ascendido a general de brigada. Al ocurrir la anexión, pasó a formar parte de las Reservas Militares.

Tuvo una destacada participación en la Guerra de la Restauración (1863-1865) librada contra el régimen español. La Restauración fue propagada rápidamente por todo el Cibao  y en poco tiempo los patriotas habían controlado toda la Línea Noroeste. El general Gaspar Polanco, el que ostentaba el más alto rango, fue proclamado Comandante en Jefe de las fuerzas restauradoras, por todos los caudillos revolucionarios de la región.
El inicio formal de la gesta liberadora, el paso de las escaramuzas a la guerra en sí, se produjo cuando Polanco reclutó un importante contingente de campesinos y derrotó al ejército español en La Barranquita de Guayacanes (Mao) el 22 de agosto de 1863, lo que franqueó el paso de los patriotas y posibilitó la posterior toma de Santiago.

Con los primeros levantamientos revolucionarios en pro de la Restauración, en febrero de 1863, estuvo entre los jefes que se apersonaron al lugar de los acontecimientos a sofocar los desórdenes. En agosto de 1863, al comenzar la revolución, fue el primer y más importante jefe militar que pasó a las filas patriotas. Su adhesión a las filas revolucionarias ocurrió en el momento en que Buceta era perseguido camino a Santiago.

El 31 de agosto de 1863 levantó el Cantón General de Quinigua y se dirigió a la toma de Santiago. En Gurabito venció a Hungría, Alfau y Buceta. Libró otras batallas importantes para la gesta restauradora.

Tras derrocar a José Antonio Salcedo (Pepillo) de la Presidencia fue presidente provisional de la República en armas desde el día 10 de octubre de 1864 hasta el 24 de enero de 1865. Durante su Gobierno de apenas tres meses, Polanco tomó algunas medidas muy positivas para el país, en términos económicos y educativos, pero no pudo firmar la paz con España, ya que la misma no quería reconocer nuestra independencia total.

Atribuyeron a Pepillo Salcedo haber expresado que renunciaría y entregaría el poder a Buenaventura Báez, quien era considerado por Gaspar Polanco y sus hombres como un enemigo de los intereses del Cibao.

Se trataba de hombres que formaron parte del movimiento cívico militar que derrocó el Gobierno de Buenaventura Báez en el año 1857.

El golpe de Estado contra el primer Gobierno de la Restauración culminó con la juramentación de Gaspar Polanco como nuevo Presidente de la República, el 10 de octubre de 1864.

El General Gaspar Polanco, entre las acciones de intolerancia política que caracterizaron su administración, ordenó el fusilamiento del derrocado Presidente Pepillo Salcedo, y de otros adversarios.

Luego de restaurada la República, Polanco participó en varios movimientos revolucionarios, como todos los de su época, para una simple sustitución del Gobierno. En una acción armada, en defensa del gobierno del Gral. Cabral fue herido en un pie. Trasladado a la ciudad de La Vega, murió en la madrugada del 28 de noviembre de 1867, aquejado de tétanos, producto de la herida recibida.
Sus resto reposan actualmente en el Panteón Nacional
Tomado de https://es.wikipedia.org/wiki/Gaspar_Polanco

No hay comentarios:

Publicar un comentario