Sígueme en Facebook

domingo, 30 de agosto de 2009

Ulises Heureaux (Lilís)


Ulises 

Heureaux (Lilís)

nació el en Puerto Plata,  21 de octubre de 1846, hijo de Josefa Lebert y del señor de origen haitiano Dassas Heureaux "Desse" quien nunca se hizo a cargo de este, su madre quien había llegado procedente de las Antillas Menores y con un estado de pobrezas precario, por lo que no pudo darle la debida educación a su joven vástago, lo que provocó que Ulises Heureaux pasara los primeros años de su infancia deambulando por la calles, como uno de los muchachos traviesos que carece de custodia paterna, sin una mano fuerte que los refrene de sus desmanes.

El travieso muchacho hizo quedar mal a su padre pues este decía que no servía para nada desde jovencito pues para las postrimerías del 1863, cuando Gregorio de Lara asaltó los cuarteles españoles en Puerto Plata fue unos de los primeros en tomar acción activa, yendo a los cantones de un lado a otro a llevar cautelosamente pólvoras y plomo a sus compañeros que habían sitiado la ciudad.

Entusiasmado por la atrayente peripecias de la Guerra, por los que Ulises Heureaux acabó de tomar las armas, resultando herido duante uno de los pleitos, hecho que fue para éste uno de los grandes movimientos para consagrar su valentía delante de sus jefes de cantones: Pedro Martínez, Juan Lsffite, Carlos Medrano y Gaspar Polanco.

Arraigado ya en su espíritu de sangre la ambición de mando, Lilís formó parte del piquete que fusiló a Pepillo Salcedo, quien antes de morir en la playa de Maimón, entregó personalmente a Heureaux su reloj y otras prendas para que se la diera a su esposa, desde ahí Lilís  inició el recorrido que se había trazado.


fue un un militar y abogado presidente de la República Dominicana desde el 1 de septiembre de 1882 al 1 de septiembre de 1883, desde el 6 de enero al 27 de febrero de 1887 y nuevamente desde el 30 de abril de 1889 hasta su asesinato 1899 Su forma de gobierno dictatorial condujo a la joven republica a la bancarrota , situación que provocaría una fuerte inestabilidad politica y seria la causa principal de la posterior intervención norteamericana de 1916.

Un amigo de la familia se encargó de brindarle los primeros conocimientos de letras y matemáticas.Es notable que siendo todavía muy joven, llego a hablar y escribir fluidamente en francés e inglés, y a dominar el creole haitiano.

Su inicio militar


Cuando República Dominicana fue anexada a España en 1861, muchos dominicanos se insurreccionaron con la intención de restaurar la independencia perdida. Lilís se integró con entusiasmo a ese movimiento y entró al servicio del general Gregorio Luperón, que era el comandante máximo. Se desempeñó con tanta brillantez que se convirtió en el principal lugarteniente del general.
Cuando tuvo la oportunidad de combatir en el Sur demostró todo su coraje y capacidad de guerrero. Lucho allí por varios meses y de esta manera conoció mas a fondo la región y sus hombres. Al terminar la campaña, ya había obtenido el rango de general.

Ascenso al poder

El partido azul. El gobierno de Meriño y Lilís

Ya obtenida la restauración de la República, siguió secundando al General Luperón, trabajando junto a él para derrocar a Buenaventura Báez, quien había obtenido el poder, y había un desacuerdo sobre su forma de gobernar.
Al surgir el Partido Azul y ascender a la presidencia Ulises Francisco Espaillat, Lilis había sido nombrado Ministro de Guerra y Marina y se había convertido en uno de los líderes del partido azul.
Cuando Luperón alcanzo la presidencia en 1879, el escogió permanecer en su tierra natal Puerto Plata donde el se estableció como un próspero mercander de tabaco, delegando en Heureaux la autoridad en Santo Domingon.
Un padre católico llamado Fernando Arturo de Meriño asume la presidencia en septiembre de 1880 siendo Heureaux nombrado Ministro de Interior y Policía. Al término de dos años, Meriño le pasa las riendas del gobierno a Heureaux, el 1 de Septiembre de 1882. Heureaux mantuvo un gobierno democrático hasta 1 de septiembre de 1883.
Las administraciones de Luperón y Meriño tuvieron éxito en llevar al país a una relativa estabilidad política, y en el primer periodo de Heureaux solo se enfreto a un levantamiento de relevancia.
Para 1884, sin embargo, no había ni un solo potencial sucesor entre los varios caudillos locales que constituían el grupo de líderes de la republica. Luperón seguía siendo el líder del Partido Azul, que era el partido dominante y decidió apoyar al General Segundo Imbert, mientras que Heureaux apoyo la candidatura del General Francisco Gregorio Billini. Heureaux aseguro a Luperón que se pondría de lado de Imbert en caso de que el mismo ganara las elecciones pero cometio fraude al llenar de votos las urnas de precintos clave y asegurando de esa forma la elección de Billini.
y llego a causar dos frudes politicos por el primero llego al poder Billini -.-

El gobierno de Billini

Después de ser electo el 1 de septiembre de 1884, Billini se resistio a los esfuerzos de Heureaux para manipularlo a lo que este respondió esparciendo rumores de que Billini decretaría una amnistía política con el fin de poder conspirar con el ex-presidente Cesáreo Guillermo en contra del liderazgo de Luperón en los Azules. Esto trajo como consecuencia una crisis gubernamental que forzo a Billini a renunciar el 16 de Mayo de 1885.
Billini fue reemplazado por el vice Presidente Alejandro Woss y Gil, y Heureaux asumió un rol de mayor importancia bajo el nuevo gobierno debido al gran número de seguidores con puestos en el gabinete´. El mismo asumió el control de la armada para enfrentar la rebelion liderada por Guillermo, quien se suicidó antes de ser capturado. Esto ayudo a mejorar las relaciones entre Heureaux y Luperón, un enemigo de por vida de Guillermo.

Lilís al poder

Luperón en consecuencia apoyo a Heureaux en las elecciones presidenciales de 1886. El fraude electoral que cometio de nuevo llevo a los seguidores de su oponente, Casimiro de Moya, a una rebelión armada en el Valle del Cibao. Apoyado por Luperón en este problema, Heureaux suprimió brutalmente el levantamiento, poniendo fin al sentir de descontento que había plagado la sociedad dominicana.
Habiendo obtenido el poder nuevamente, Heureaux lo mantuvo en sus manos por el resto de su vida. En 1888 exilió a su mentor Gregorio Luperón, y al año siguiente forzó al Congreso a pasar una reforma constitucional aboliendo el impedimento a la re-elección presidencial y eliminando el sistema de votación por voto directo. Para expandir su base de poder, incorporo en su gobierno a miembros del partidos políticos rival: los Rojos .
También desarrolló una amplia red de espías, informantes y policías secretos con el fin de prevenir rebeliones, asesinar o forzar al exilio a políticos que no quisieran cooperar con su gobierno.
Heureaux y sus seguidores se enriquecieron a través de grandes inversiones privadas en la creciente economía de exportaciones. El punto era que “la separación entre los bienes privados del presidente y las finanzas del Estado era vaga, fluida y casi inexistente.


Economía y desarrollo al final del siglo XIX

Durante las últimas dos décadas del siglo 19, el azúcar sobrepaso al tabaco como principal producto de exportación del país como resultado del ingreso de plantadores de azúcar de origen cubano, que emigraron a Santo domingo a raíz de la Guerra de los Diez Años. Lilís regaló grandes terrenos en los valles de la costa sureste, donde se construyeron los primeros ingenios azucareros mecanizados del país.
Su dictadura se embarco en varios proyectos ambiciosos de modernización del país, incluyendo la electrificación de la ciudad de Santo Domingo, la construcción de un puente sobre el Rio Ozama y el comienzo del servicio interno de ferrocarril de una sola via conectando las ciudades de Santiago y Puerto Plata

Lilís y el endeudamiento externo

Con el objetivo de enriquecerse a sí mismo y a sus seguidores, reforzar el sistema de sobornos, pagar a la armada, fomentar la industria de los ingenios azucareros y financiar el desarrollo de infraestructuras, Lilís tomo grandes préstamos de bancos europeos y americanos, incluso mientras los precios del azúcar experimentaban una aguda bajada.
En 1888, tomo un préstamo por tres cuartos de millón de libras esterlinas de la casa de préstamos de Amsterdam, Westendorp. La Westendorp Company se declaró en bancarrota en 1892, después de que su agente revelo fraudes en el Customs Service, donde Heureaux había logrado tarifas preferenciales para algunos de sus acreedores locales.
Un consorcio de hombres de negocios de New York que se llamaban a si mismos San Domingo Improvement Co. compro la Westendorp, tomando las reclamaciones de sus bondholders europeos, a cambio de dos préstamos, uno por $1.2 millones y el otro por £2 millones, para proveer fondos para la deuda externa del país y que serían saldados con la recaudación de las aduanas.

Las papeletas de Lilís

Como la política de endeudamiento externo hacia posible el mantenimento de su maquinaria política y su enriquecimiento personal, Heureaux seguía endeudandose mediante préstamos secretos con la San Domingo Improvement Co., con productores azucareros y comerciantes locales.
En 1897, con el país al borde de la bancarrota, Lilís decide imprimir el equivalente de cinco millones de dólares en papel moneda carente de respaldo, las que fueron conocidas como las papeletas de Lilís. Esta impresión de dinero sin respaldo provocó la quiebra de muchos comerciantes locales. Esto contribuyó a fomentar el descontento de los comerciantes y plantadores de tabaco del Cibao, lo que desembocó en el ajusticiamiento de Lilís en Mocaen julio de 1899. Al momento de su muerte, las deuda nacional era de $35 millones, suma quince veces mayor al presupuesto nacional.
Al expirar su mandato , la economía terminaría bajo el control de los Estados Unidos. Al asumir el nuevo gobierno, en medio de una calamitosa situación económica , este se declara en bancarrota lo que provocara posteriormente la intervención militar de Estados Unidos en 1916.
El día que mataron a Lilís





La modificación del contrato obliga a Lilís a pasar por el comercio de Don Jacobo de Lara, situado en la esquina de las calles Colón y Libertad, para discutir algunos detalles finales.
A las tres de la tarde de ese mismo día Heureaux y Jacobo de Lara intercambian impresiones en una de las puertas laterales del comercio de este último. Les acompañan Carlos María Rojas, Lucas Guzmán y Francisco Henríquez.
Un niño se acerca a Heureaux y le entrega un mensaje de parte de Evangelista López (la Cigua), amante y confidente de Lilís en Moca, en el que le advierte sobre una conspiración y le pide que abandone rápido el pueblo. Heureaux creyendo que se trataba de una solicitud de dinero de la amante, no lee el mensaje, lo guarda y le envía unas papeletas a La Cigua.

26 de julio (2 de la tarde)

Escondidos en la casa de familia, contiguas al comercio, se encuentran Jacobito de Lara, hijo del dueño y Ramón Cáceres. Llegada la hora decisiva, cruzan la sala y por el pasillo del mostrador se dirigen a la puerta que da al almacén.
En la puerta de despacho del almacén se encuentran conversando, de pie, Heureaux, de espaldas al comercio, y Jacobo de Lara (padre), de frente a los conjurados. Los hechos ocurren con rapidez pasmosa.
Jacobito, el más impulsivo de los dos, sin medir las consecuencias de que su padre está en la línea de fuego, o quizás demasiado confiado en sus habilidades de tirador diestro, apunta al dictador y le dispara a la cabeza con el fusil de un tiro que porta. La bala roza la nuca y la oreja derecha de Lilís y con el impacto, cae de bruces entre las patas de los caballos que relinchan y lanzan patadas, espantados.
Mon Cáceres entra entonces en acción. Cruza el mostrador y sale a la acera de la calle Libertad desde donde tiene mejor visión de su objetivo. En ese momento, Lilís se incorpora. Intenta torpemente tomar su revólver con la mano derecha que tiene lisiada por un viejo lance de armas en la frontera, pero no puede pasarlo a la izquierda, su mano hábil para disparar, y tiene frente a sí al ajusticiador, revólver en mano que avanza disparando.
Lilís intenta, entonces, robarle el blanco al agresor moviendo su sombrero en forma de abanico. Algunos interpretan el gesto como la forma de Heureaux evitar los disparos por medio de un conjuro o fórmula de hechicería a la que era tan familiar.
Pero Mon sigue descargando su revólver. Una de las balas le atraviesa el pulmón. Falto de aire, el dictador abre la boca buscando el hálito de vida que se le escapa, y la última bala disparada por Mon le entra por la abertura y se aloja en la nuca, sin romperle un diente.
El dictador entonces, cae de espaldas apoyado en una vieja mata de guásima.
Uno de los disparos, no se sabe si de Lilís en su torpe intento por manipular su arma, o de Cáceres en el calor de la refriega, hiere mortalmente al pordiosero Eduardo Ignacio, quien se encontraba en la escena de los hechos esperando una limosna.
A la sombra de un árbol, en medio de una calle polvorienta, en forma tan violenta como se había iniciado, ha terminado la era de Lilís.

Predecesor:
Fernando Arturo Meriño
Presidente de la República Dominicana
1 de sept. 1882- 1 de sept. 1884
Sucesor:
Francisco Gregorio Billini


Predecesor:
Alejandro Woss Gil
Presidente de la República Dominicana
6 de enero de 1887- 27 de febrero de 1889


Sucesor:
Manuel Ma. Gautier

Predecesor:
Manuel Ma. Gautier
Presidente de la República Dominicana
30 de abril de 1889-26de julio de 1899
Sucesor:
Wencelaos Figueroa



Fuentes: Wikipedia libre
Revista110.com

3 comentarios:

  1. Por favor revice los años lo as puesto estrabiado y trate de borrarlo o editarlo para no confundir la juventud,REVISADO POR UN HISTORIADOL DE LA CALLE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón ya estoy haciendo los arreglos

      Eliminar
  2. waoooooooo esta todo lo k uno kiera buscar....o kiera saber sobre ulises heureaux [lilis]

    ResponderEliminar