Sígueme en Facebook

sábado, 6 de mayo de 2017

Luis Gonzaga Segura "El Añoñaito"



Nació en junio 1940, en Valverde,  Mao, hijo de Victoriano Valenzuela y de Josefa Segura, a pesar de eso solo tiene el apellido de su madre, es un tradicional y cantautor de música de amargue y luego de Bachata, considerados por algunos como el padre de la bachata.
Desde los 8 años comenzó a Hacer música, sus padres eran músicos típicos, pero a pesar de eso sintió inclinación por la música de guitarra
"Mi madre fue la persona más importante en mi vida, fue todo para mí. Teníamos una relación excelente, con mi padre no fue tan buena la relación porque él me abandonó cuando yo tenía como ocho años y después que fui famoso se me apareció. Yo lo recibí y estuve a su lado hasta que murió"
Cuando tenía 20 años recibió el golpe más fuerte, ese mismo dia su madre le pidió que saliera a dar una vuelta pero al este regresar recibió la fatal noticia que su madre había muerto
“Cariñito de mi vida” fue su primera canción se inspiró por una muchacha de la que estaba muy enamorado y  le decía Cariñito, pero ella le rechazaba porque decía que una gente tocando guitarra no tenía ningún porvenir. Pudo grabar esa canción por un señor que iba pasando cuando estaba en un lugar cantándola.
La carrera como cantante de Luis Segura inicia poco tiempo después de la muerte de Rafael Encarnación en 1964. “Grabé hasta un disco con él, no cantando porque lo que hacía era tocar la guitarra (requinto) y buscármela. Salíamos a picotear, como muchacho al fin iba a los negocitos y las barras donde me daban 20 y 50 cheles”, contó.

“Sin rencores” es el corte que lo unió a Encarnación, uno de los 8 temas que recuerda grabó el fallecido artista. “Sentí mucho la muerte de ese muchacho, apenas yo tenía como 18 o 19 años y estudiaba en la universidad. Le gustaba mucho cantar. El pueblo estaba vuelto loco, decían que lo habían asesinado, que lo mandaron a matar, cosas de ignorantes, porque su deceso sucedió cuando un tráfico le dio paso en su motora y ahí mismo venía un carro también y ¡pum! (sonido de golpe), sucedió lo inesperado, una gran tragedia”, relata el cantautor de Valverde, que creció musicalmente influenciado por los boleros de Julio Jaramillo (El Ruiseñor de América) y del Trío los Panchos.


Su esposa se llama Melanía Hernández de Segura con la que tiene más de 50 años casado, dice que ella le soportó todo por que es duro convivir con un artista por lo que la considera su Heroína.

En mi barrio, Villa Juana, cuando me escuchaban por radio, decían que no eres tu que cantaba, ´porque ese hombre cantaba muy bonito´ y no podía ser tu. Se llevaron una sorpresa cuando por primera vez, fue al canal siete, en los años 80, donde por primera vez me presenté en televisión en un programa de Yaqui Núñez. Esa fue una tremenda sorpresa para todos aquellos que me ignoraban y los que dudaban de que esa voz fuera la de él. El tiempo siguió pasando y llegaron otras canciones, como Dios mío, dónde tú estás, pero su canción más fuerte fue PENAS.


Antes, la gente se negaba a decir que uno era un cantante romántico y por no decir que ese hombre tenía una voz romántica, por la discriminación que sufría la bachata optaron por llamarlo El añoñaíto. Además, la gente cuando llamaba a Radio Guarachita, decían: póngame la canción de ese hombre que canta tan añoñaíto y así se me quedó el apodo.


es considerado como uno de los mejores interpretes de bachata, el ritmo dominicano con más adeptos en el gusto del pueblo. Se afirma que el Bachatero tiene mas de 50 años cantando Bachatas. Sus principales “Dónde está ella”, “Ven que me muero”, “Me siento convencido”, “Por estos caminos”, “Pena”, “Vuelve”, “Traicionera”, “Corazón de acero” (una versión de José Feliciano), “La chica”, “Como yo” y “Cuatro paredes”.

Tomado de: http://www.elcaribe.com.do

No hay comentarios:

Publicar un comentario