Sígueme en Facebook

miércoles, 24 de septiembre de 2014

AMIN ABEL HASBUN, un luchador social asesinado



Nació el 12 de octubre de 1942, en Santo Domingo, era hijo de Mahoma Abel y Liliana Hasbún, era el hijo número dos de sus hermanos eran Jalim, Faisal, Abdhala, Musa. Realizó sus estudios secundarios en el Colegio de La Salle en Santo Domingo, graduándose de Bachiller en ciencias físicas y matemáticas en 1958 siendo el único estudiante de su promoción en obtener el título distintivo de Alumno Eminente.

Estudió en la Facultad de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, obteniendo en 1966 el título de ingeniero civil Summa Cum Laude. La Facultad de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad Autónoma de Santo Domingo lleva su nombre.
Se inició en la lucha política en 1960, en labores clandestinas contra el régimen de Trujillo. Participó luego en las movilizaciones callejeras en los meses de julio, agosto y septiembre de 1961.

De 1961, a raíz de la muerte de Trujillo, ingresó oficialmente en el movimiento revolucionario "14 de junio". Se unió a las movilizaciones estudiantiles en la Universidad de Santo Domingo en el mes de octubre del mismo año y que culminaron con una verdadera masacre escenificada en la calle Espaillat, el día 20 del mismo mes.

Amín era tremendamente discreto. Tenía magníficas condiciones de conspirador. En verdad, pese que ya entonces repudiábamos la tiranía trujilllista y admirábamos secretamente la valentía de nuestro profesor de literatura Rafael Sánchez Sainllent (asesinado en la cárcel por Ramfis y sus sabuesos a raíz del ajusticiamiento del tirano), no le conocía vocación política mientras cursamos la secundaria.

Estuvo presente en las luchas que desarrollaron los estudiantes universitarios para obtener la Ley de Autonomía en los meses de diciembre de 1961 y de enero de 1962.

El mismo día del golpe de Estado en 1963, que derrocó el gobierno constitucional del profesor Juan Bosch, fue apresado por las fuerzas policiales. Se escapó del palacio policial. Posteriormente participó en las actividades de apoyo urbano a las guerrillas, organizadas en 1963 por el movimiento "14 de junio", y que encabezó Manolo Tavárez Justo.

En 1964 fue elegido secretario general de la Federación de Estudiantes Dominicanos (FED) y delegado estudiantil al Consejo Universitario. En el mes de febrero viajó a Hungría en representación de la FED para participar en un congreso organizado por la Unión Internacional de Estudiantes (UIE).

A su regreso, dirigió la lucha de la FED contra el examen de admisión establecido por el Consejo Universitario que encabezaba el ingeniero José Ramón Báez López-Penha. Con el argumento de que el referido examen era un paso para crear una "universidad de élite", Amín Abel participó en el boicot planeado por la FED, siendo expulsado temporalmente de la Universidad junto a otros dirigentes estudiantiles. A pesar de ello, el líder estudiantil continuó encabezando a los estudiantes universitarios, siendo apresado nuevamente en un acto programado por el "14 de junio" en el primer aniversario del golpe de Estado de 1963.

En diciembre de 1963, se integró a la huelga de hambre que declaró la FED contra las medidas tomadas por el Consejo Universitario contra ese sindicato estudiantil.

A principios de 1965, Amín Abel Hasbún es expulsado, junto a otros líderes de la FED, por insistir en colocar una tarja en la Facultad de Derecho de la Universidad de Santo Domingo en homenaje al también dirigente estudiantil y miembro del "14 de junio" Luis Ibarra Ríos, caído en las operaciones guerrilleras de diciembre de 1963.

Resultó reelegido secretario general de esa organización ese mismo año. Contrajo matrimonio el 24 de abril de 1965; pero al enterarse de que ese mismo día había estallado una insurrección contra el Triunvirato, que culminó con la intervención norteamericana del 28, se trasladó a la capital para integrarse a la lucha armada. Combatió desde el día 26 en las calles de Santo Domingo. A principio de mayo prestó servicios en la zona norte de la capital donde la lucha era más intensa. Allí se integró a un comando dirigido por el movimiento revolucionario "14 de junio". Al ser ocupada la zona norte por las tropas opuestas a la Revolución, se trasladó al sector de la capital conocido como Ciudad Nueva, donde trabajó, junto a militares constitucionales y otros dirigentes políticos, en la formación de la Academia de Instrucción Político-Militar "24 de Abril".

Al terminar la guerra, pasó de dirigente de la Juventud Estudiantil del "14 de junio" a miembro de la comisión preparatoria del Congreso de ese Partido. En dicho congreso celebrado en 1966, fue elegido miembro del Comité Central ocupando la Secretaría de finanzas de esa organización.

En diciembre de 1966 pasó a formar parte del movimiento Popular Dominicano (MPD), donde trabajó en el aparato urbano y posteriormente en el rural .

Mientras se encontraba realizando labores de agitación y organización entre los campesinos de la Sección Arenoso, de San Francisco de Macorís, fue hecho prisionero por efectivos militares el 15 de febrero de 1968. Salió en libertad en el mes de junio de ese año.

Mientras estaba en la cárcel, escribió, junto a su compañero de militancia política Rafael Taveras Rosario (Fafa), una serie de articulos sobre problemas históricos. Al salir de la prisión se reintegró a sus funciones como dirigente del MPD, desplazándose a la zona sur del país.

Después de participar como orientador en la fundación del grupo estudiantil "Flavio Suero" de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, Amin Abel se ubicó en la región Este del país, intentando trabajar políticamente entre los obreros azucareros. En esa época, volvió a ser perseguido por fuerzas policiales y militares, acusado de participar en el secuestro del coronel norteamericano Donald J. Crowley, ocurrido en 1970. Tanto él como su partido y familiares negaron reiteradamente la acusación, Amin Abel decidió retirarse de la vida común y pasar a la clandestinidad.

Muerte
El buen sentimiento de padre y esposo, pese a la persecución ordenada en su contra por  el régimen, llevó a Amín a trasladarse desde La Romana, adonde lo envió su partido para preservarle la vida, y presentarse a la residencia donde vivía su esposa Mirna Santos, embarazada, con su hijo de dos años, Vantroi.  Se ha dicho que desde una entidad bancaria ubicada enfrente de su vivienda se había montado una vigilancia veinticuatro horas; sus perseguidores fueron informados de su presencia, y se presentaron en el interior de su residencia para lograr su propósito de segarle la vida, delante de su esposa y de su niño.
Él no hizo resistencia, cuenta Mirna que tuvo tiempo para cargar a su pequeño Van Troi y pedirle que le cantara la canción que aprendió  en la escuela, a lo que esta criatura muy ajena al momento que se  vivía y su desenlace, le cantó “La Cucaracha”;  fue como un himno de despedida a su padre amoroso, valiente, responsable y firme, asesinado de la manera más cobarde que pueda registrar la historia de crímenes en este país.
El jueves 24 de septiembre de 1970, fue asesinado por agentes del Servicio Secreto de la Policía Nacional Dominicana de un tiro en la cabeza con una pistola calibre 45. Se encontraba en la casa con su esposa, Mirna Santos, que estaba embarazada, y su hijo de dos años de edad Ernesto Vantroig y una trabajadora doméstica. Su cadáver fue velado en la explanada frontal de la Facultad de Ingeniería de la UASD.

El raso López Acosta fue condenado a cinco años de prisión, siendo libertado al cumplir la mitad de la condena.

Al otro día de su muerte, el Consejo de la Universidad Autónoma de Santo Domingo lo declaró "Hijo Ejemplar del Alma Mater". En su comunicado, el Consejo Universitario afirmó que "Amin Abel fue un ejemplar estudiante universitario, graduado Summa Cum Laude en la Facultad de Ingeniería y Arquitectura de la UASD".

América Latina busca Cambio
Considerado como uno de los políticos marxistas de más sólida formación teórica, Amín Abel Hasbún dejó inconcluso su libro "América Latina busca su camino". Fue publicado, en el nivel de elaboración en que se encontraba, en noviembre de 1972.

En ese libro, el dirigente político insistía en que "Latinoamérica y cada país en particular tiene que elaborar su propia línea política revolucionaria, aplicando creadoramente a su historia y a su realidad la verdad universal del marxismo-leninismo".

Insistió en la necesidad de aprender de las experiencias internacionales; pero siempre con miras a "construir nuestro propio camino". Caracterizó la situación del movimiento revolucionario latinoamericano de su época de la siguiente manera, "Nos encontramos en el momento de la búsqueda y la investigación de nuestra realidad, aplicando a ésta la verdad universal del marxismo–leninismo".

Su libro quedo trunco en el capítulo en que Amin Abel Hasbún analizaba las experiencias de la revolución de Abril y la intervención militar norteamericana de 1965.


Tomado de;https:Wikipedia, http://listindiario.com/ http://felabel.org/, NoticiaSim.com y You Tube

sábado, 19 de abril de 2014

Sonia Margarita Silvestre Ortiz (Sonia Silvestre)







Sonia Margarita Silvestre Ortiz, nació el 16 de agosto 1952, en San Pedro de Macorís, República Dominicana. Era hija de Estela Ortiz y Manuel Silvestre. La cantante se crió en Hato Mayor, donde siendo ella una niña sus pares se fueron a residir. Por esa época, en su pueblo natal Hato Mayor del Rey, no había hospital y sus tres hermanas anteriores habían nacido de manos de una partera, presentando su madre complicaciones en el último de los partos. Por tal motivo, su madre decidió dar a luz a Sonia en el hospital "San Antonio" de San Pedro de Macorís. En esta localidad fueron declarados Sonia y su hermano menor.

Sonia pasó toda su niñez en Hato Mayor del Rey hasta la edad de 10 años, donde obtuvo sus primeros conocimientos. Al lado de la casa de su abuela paterna se encontraba el bar más grande de Hato Mayor, donde una vellonera sonaba boleros y toda la música latinoamericana de moda en ese tiempo. De igual manera su padre tenía una colección de discos. Esto despertó su vocación por la música.

En 1962, su familia se trasladó a Santo Domingo. Sonia realizó sus estudios en el colegio Nuestra Señora del Carmen y en el colegio "Santa Teresita" donde terminó la secundaria. Realizó estudios de Pedagogía en la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) e Idiomas en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

En ese nuevo ambiente urbano, la adolescente Sonia entró en contacto con el rock, The Beatles, el movimiento hippie y su rechazo a la Guerra de Vietnam. También fue impactada por sucesos como la guerra de abril de 1965 en Santo Domingo, la doctrina social de la Iglesia Católica y sus movimientos juveniles, los eventos del mayo francés, la represión política de los primeros gobiernos de Joaquín Balaguer en los años setenta y el hervidero que era el mundo de entonces. Todo esto la fue sensibilizando socialmente y esa infuencia más tarde se evidenció en algunos de sus temas y en su apoyo a determinadas luchas sociales.
Sonia se inició en la canción cuando siendo aún adolescente conoce a la cantante Cecilia García, quien la introdujo como corista de jingles publicitarios.

Siendo estudiante de pedagogía, hizo su debut oficial como vocalista en mayo de 1970, en el programa "Gente" que producía Freddy Ginebra para Radio Televisión Dominicana los sábados a la una de la tarde. En esa ocasión interpretó el tema de Los Hermanos Castro "Yo sin ti" acompañada por la banda del maestro Luis José Mella. Sus presentaciones en dicho programa fueron el comienzo de su proyección como cantante y lo que le permitió firmar sus primeros contratos artísticos.

Al poco tiempo inició sus presentaciones en el centro nocturno "Boite la Oficina" y en otros sitios de moda en los años 1970, acompañada por el grupo Los Bemols.

Un momento decisivo de su carrera fue cuando la compositora Leonor Porcella de Brea la escogió para que interpretara su tema "¿Dónde podré gritarte que te quiero?" en el IV Festival de la Canción Dominicana celebrado por AMUCABA (Asociación de Músicos, Cantantes y Bailarines) en Santo Domingo, en 1971. Sonia alcanzó el segundo lugar y posteriormente grabó para el empresario artístico Bienvenido Rodríguez su primer LP titulado "Esta Es Sonia Silvestre".

En 1971 terminó como finalista en el Festival Internacional de la Canción de Bogotá y en 1972 la Revista Tele-3 la seleccionó como la cantante más popular. Lo mismo hizo el programa Farándula en 1973.

Sonia y la nueva canción

Su preocupación por temas de carácter social determinó su ingreso en movimientos y grupos musicales vinculados a la " Nueva Canción". Formó parte de "Nueva Forma", un grupo experimental de música social integrado por Víctor Víctor, Tommy García, Luis Tomás Oviedo, Claudio Cohén, Carlos Francisco Elías y Soledad Álvarez.

Nueva Forma participó en el espectáculo "Siete Días con el Pueblo" celebrado en noviembre del 1974. Durante la semana que duró este evento se presentaron artistas como Víctor Manuel, Mercedes Sosa, Los Guaraguao, Grupo Convite, Expresión Joven, Silvio Rodríguez, Noel Nicola y Pi de la Serra, entre otros. Este festival, que fue organizado por la Central General de Trabajadores y el grupo Expresión Joven, se convirtió en un hito de la lucha contra la represión política de aquellos tiempos.

Su participación activa en el movimiento de la Nueva Canción enriqueció su repertorio y le dio a su trabajo y a su imagen un significado social.

Desaparecido el grupo Nueva Forma, Sonia grabó para Karen Records su producción "Sonia canta a Poetas de la Patria". Con este trabajo se convirtió en la primera cantante popular en presentar un concierto en el Teatro Nacional. En esa ocasión estuvo acompañada por la Orquesta Sinfónica Nacional dirigida por el maestro Jorge Taveras.

En 1975, 1976 y 1977, fue ganadora del Premios El Dorado como cantante femenina más popular. En 1977 ganó el Premio El Dorado al mejor espectáculo.

En 1986, Sonia viajó a Lima, Perú y acompañada por el OFS Trío se presentó en el "Primer Encuentro" de la "Nueva Canción", durante el evento Semana de Integración Cultural Latinoamericana

Su esposo José Betancourt, con quien  Sonia Silvestre procreó a sus hijos Andrés y Eloísa Estela Betancourt Silvestre

Discografia
1973: Esta es Sonia Silvestre (así tan sencillamente)
1974: Esta es Sonia Silvestre
1975: La Nueva Canción
1976: Nueva canción
1978: Sonia canta poetas de la Patria
19: Folkhoy
19: Corazón de vellonera
19: Una verdadera intérprete
19: Mi corazón te seguirá
20: Edición especial de grandes éxitos de los años 70
1990: Yo quiero andar
1994: Amor y desamor
2007: Verde y negro (con Víctor Víctor)



Reconocimientos
Alcanzó el segundo Lugar de IV Festival de la Canción de AMUCABA, en Santo Domingo, en 1971.
Fue finalista en el Festival Internacional de la Canción de Bogotá en 1971.
Cantante más popular de la Revista Tele-3 en 1972.
Cantante más popular del programa Farándula en 1973.
Premios El Dorado como cantante más popular en los años 1975, 1976 y 1977.
Premio El Dorado al mejor espectáculo en 1977
Premios Casandra como cantante más destacada y mejor video-clip en 1990.
Premio Paoli como artista internacional del año en Puerto Rico en 1991.
“Gloria nacional del canto popular” por el Senado de la República Dominicana el 16 de marzo del 2004.
Ganadora del máximo galardón de los Premios Casandra 2000, "El Soberano".
Fue declarada por el Banco de Reservas de Répública Dominicana como "Reserva musical del país" en septiembre del 2011

Muerte

Murio el 19 de abril de 2014, a consecuencia de un accidente cerebro-vascular, luego de permanecer ingresada por varios días en el Hospital Plaza de la Salud

Tomado de: http://es.wikipedia.org/wiki/Sonia_Silvestre
elnacional.com.do

martes, 25 de marzo de 2014

Batalla del 30 de Marzo de 1844

La Batalla del 30 de Marzo o Batalla de Santiago fue la segunda batalla posterior a la Guerra de la Independencia Dominicana y se libró el 30 de marzo de 1844, en Santiago. En esta batalla, lidereada por el general José María Imbert al mando de una parte del ejército del norte, derrotó al general Jean-Louis Pierrot, quien comandaba las tropas del ejército haitiano en una relación numérica superior a su favor.


Antes de iniciar la batalla en Santiago, los dominicanos se aprestaron a realizar preparativos consistentes en obtener dinero para la compra de armas. Con la asistencia de Ramón Matías Mella y Pedro de Mena, se lograron donativos de muchas personas pudientes de Santo Domingo. En Santiago, personajes como Ciprián Mallol, Juan Luis Bidó, Ramón Bidó y otros dominicanos también se unieron a la causa.

Comenzaron a llegar refuerzos a Santiago desde Baní al mando del coronel Ramón Santana. El General Francisco Antonio Salcedo avanzó hasta Talanquera y Escalante, con el propósito de contener el avance militar haitiano hacia Santiago. Este militar estableció su cuartel general en Escalante, cerca de Guayubín, Montecristi. Las tropas de Pierrot avanzaron rápidamente y éste tomó a Dajabón el 23 de marzo de 1844.

El 27 de marzo de 1844, el general y comandante de operaciones en Santiago José María Imbertfue llamado por la Junta de Gobierno dominicano , con el propósito de que organizara el contraataque a los haitianos.

Imbert atrincheró la ciudad, construyó fosos y tomó precauciones importantes para ganar una batalla. Se hizo acompañar de los oficiales Pedro Eugenio Pelletier, Achille Michel , Ángel Reyes, Ramón Franco Bidó, José Nicolás Gómez, Fernando Valerio López, José M. López, Lorenzo Mieses, Dionisio Mieses, Toribio Ramírez, Marcos Trinidad López, entre otros.

El 29 de marzo, el General haitiano Pierrot' dividió sus tropas. Se acercó a la ciudad de Santiago de los Caballeros con más de 2,000 soldados en cada columna. Antes del amanecer, las tropas invasoras se atrincheraron en Gurabito. Después de haber cruzado el río Yaque del Norte y de atrincherarse, el ala derecha se dirigió hacia el camino de La Herradura.

El 30 de marzo, los haitianos atacaron y fueron embestidos por el general José María Imbert en el fuerte Dios, Patria y Libertad frente a la sabana de Santiago de los Caballeros. Los haitianos contraatacaron y fueron rechazados por la artillería dominicana y la fusilería de Fernando Valerio. El ejército haitiano lanzó un ataque desesperado y fue vencido con los cañones del fuerte Dios, Patria y Libertad y por la infantería de Fernando Valerio López. El ejército de Jean-Louis Pierrot se vio obligado a retroceder, dándole la victoria al ejército dominicano liderado por José María Imbert.


Después de haber sido derrotados en la bendita batalla después de la independencia dominicana, los haitianos volvieron a invadir la recién creada nación.

domingo, 9 de marzo de 2014

Guillermo Esteban Pérez Chacón (Guillo Pérez) el rey de la pintura



Nació el 3 marzo de 1926, en San Víctor, Moca, Provincia Espaillat. Hijo de Francisco Guillermo Pérez Chicón y Ana Luisa Chicón de Pérez, nacidos en Guauci, de Moca.

1934 Estudia en la escuela pública México, Santiago de los Caballeros.

1946 Cursa estudios de música y religión en el Seminario Católico del Santo Cerro, La Vega. Estudia 6 años de violín y teoría musical en Santiago. Cursa estudios de pintura y se gradúa en la Escuela de Bellas Artes en la ciudad de Santiago. Estudia pintura en el taller de Yoryi Morel, donde trabaja el paisaje al natural.

1950 Participa en exposiciones colectivas en la Sociedad Amantes de la Luz de Santiago y en la V Bienal, Palacio de Bellas Artes en Santo Domingo.

1952 Es nombrado Profesor y más tarde Director de la Escuela de Bellas Artes de Santiago.

Primero cursó estudios de religión y música (violín), y luego encaminó sus pasos por el sendero de las artes plásticas, bajo la guía del maestro Yoryi Morel, graduándose en la Escuela de Bellas Artes de Santiago en 1950, donde fue designado profesor en 1952.

En 1955 se radicó en la ciudad de Santo Domingo, donde ha sido director de la Escuela de Bellas Artes. En la capital inició una fulgurante carrera artística con numerosas exposiciones individuales y colectivas, convirtiéndose muy pronto en uno de los más altos exponentes de las artes visuales del país. En su ascendente trayectoria artística ha demostrado renovarse en cada etapa, con motivos enraizados en su tierra, en busca siempre de la dominicanidad.

Como pintor ha recorrido diversos estilos, desde lo abstracto a lo figurativo, con una paleta muy definida e identificable por su colorido visual y sus temas.

Ha participado en concursos y bienales nacionales e internacionales. Ha sido artista invitado de instituciones de gran prestigio, y ha recibido numerosos premios por su labor pictórica, en especial los de la Bienal Nacional y varios el Concurso de E. León Jimenes, donde fue galardonado sucesivamente con el primer premio en 1966, 1967 y 1968, el segundo lugar en 1964, y el quinto en 1967.

En 1984, el maestro de la pintura, Guillo Pérez creó la escuela que lleva su nombre y que se convirtió en una academia formadora de futuros profesionales de las artes plásticas.

Expositor de un sinnúmero de espocisiones individuales y colectiva que lo habian hecho uno de los maestro más significativo no sólo de república dominicana sino latinoamerica.

logró trascendencia por su obra expresionista y abstracta, en un universo figurativo que incluyó monumentos coloniales, y de Jerusalén, marinas, figuras humanas,  los elementos del ingenio azucarero (desde la caña hasta los bueyes), los paisajes, los caseríos, los  gallos,  las flores y  las hojas de plátanos.

Su principal logro en el lienzo es el equilibrio de la luz del Caribe con una visión poética contemplativa.

Se caracterizaba por el uso de la espátula para lograr impactantes efectos de colorido fuerte y centrado en una masa pictórica desde los inicios de carrera, luego de haber estudiado en la Escuela de Artes de Santiago de los Caballeros, en el año 1950. En 1952 fue nombrado profesor y se estableció en Santo Domingo en 1955 donde inició una serie de exposiciones, tanto individuales como colectivas.

Muerte
Guillo Pérez Murio el 9 de marzo de 2013 en su residencia, ubicada en el Ensanche Piantini de esta capital, a consecuencia de complicaciones de salud asociadas a un cáncer.
tomado de: http://www.galeriadeartedominicana.com
http://www.diariolibre.com
http://www.elcaribe.com.do

miércoles, 1 de enero de 2014

Pedro Martinez (Un grande de Verdad)

Pedro Jaime Martínez nació el 25 de octubre de 1971, en Manoguayabo Santo Domingo hijo de Paulino Martínez y Leopoldina, el quinto de seis hermanos incluyendo el también ex lanzador de grandes ligas Ramón Martínez. Pedro es un ex lanzador dominicano que jugó en las Grandes Ligas de Béisbol. Es ocho veces All-Star,  ganador del Cy Young tres veces, y campeón de la Serie Mundial de 2004. En el momento de su victoria número 200 en abril de 2006, Martínez tuvo el mayor porcentaje de victorias de un lanzador de 350 partidos en la historia del béisbol moderno.
Cuando era niño hacía pelotas de media, frutas, piedras y hasta las cabezas de las muñecas de sus hermanas las usaba para hacer pelotas y poder lanzarlas por doquier. "Cuándo mis hermanas regresaban a casa desde el colegio, y encontraban sus muñecas decapitadas solo se les oía decir, Mami!!! Mami!!! Pedrito otra vez, Pedrito otra vez!!". Yo tomaba todo lo que fuera redondo para jugar baseball. Esa fue mi pasión por siempre.

Su hermano mayor Ramón, que también es pitcher, fue el primero de los hermanos que hizo un gran trabajo en las grandes ligas. Ramón y Pedro jugaron juntos en los Dodgers de los Ángeles en 1992 y 1993; en 1999, el equipo de los Medias Rojas de Boston reunió a los dos nuevamente cuando ellos firmaron a Ramón. Su hermano más joven Jesús, también juega baseball. Pedro y Ramón se enfrentaron en el único partido que han jugado contrarios y el equipo de Ramón se llevó la victoria 2-1 en un súper duelo de hermanos.

En una profesión donde la mayoría de los pitchers miden 6 pies y dos pulgadas o más altos, Pedro solo tiene 5 pies y 11 pulgadas y 170 libras de peso. Martínez resulta una anormalidad. Y aunque la mayoría de las personas y personalidades del Baseball piensan que él es el mejor pitcher de las mayores, a él no se le sube la fama a la cabeza. "He sido capaz de mantenerme saludable y establecerme en las mayores. Yo no me veo a mí mismo como la gran cosa. Trato de ser lo más simple posible y hacer mi trabajo lo mejor posible para justificar mi paga. Yo fui un hombre pobre con una familia pobre. Ahora vivo un poco más confortable y no tengo por que estar mostrando lo que tengo".

Fue una gran tarde de verano cuando estaba listo por salir de mi apartamento, sabiendo que mi rival de ese día iba a ser mi hermano Ramón en el juego. Y, aunque los resultados fueron estupendos, mi hermano y Dios son dos personas que nunca me gustaría competir en contra de ellos.

Debutó en Grandes Ligas el 24 de septiembre de 1992, Mide 5.11 pies de altura.
Carrera en Grandes Ligas

Con los Dodgers de los Ángeles
Martínez fue firmado originalmente por los Dodgers de Los Angeles como amateur en 1988. Después de lanzar por varios años en el equipo de liga menor de los Dodgers, hizo su debut de grandes ligas el 24 de septiembre de 1992 en el juego de los Dodgers contra los Rojos de Cincinnati, trabajando dos entradas sin permitir anotaciones como relevista. Hizo su primera apertura con los Dodgers el 30 de septiembre, permitiendo dos carreras y perdiendo ante los Rojos 3-1.

Luego volvió en una temporada fuerte como el hombre clave de los Dodgers en 1993, yéndose de 10-3 con una efectividad de 2.61, 119 ponches en 107.1 IP (innings lanzados) en 65 juegos. Aunque el hermano de Pedro, Ramón Martínez, para entonces un lanzador estrella de los Dodgers, declaró que su hermano era mejor lanzador que él, Tommy Lasorda seguía pensando que Pedro era demasiado pequeño como para ser un lanzador abridor efectivo al nivel de las grandes ligas. Con los Dodgers en la necesidad de un segunda base después de una disputa contractual con Jody Reed, Martínez fue cambiado a los Expos de Montreal por Delino DeShields antes de la temporada de 1994.

Carrera con los Expo de Montreal
Fue con los Expos que se convirtió en uno de los mejores lanzadores del béisbol. El 3 de junio de 1995, Martínez lanzó nueve entradas perfectas en un partido contra los Padres de San Diego, antes de dar una base por golpe en la parte inferior de la 10ª entrada. Martínez se retiró inmediatamente del juego, y fue el lanzador ganador en la victoria de Montreal 1-0.

En 1997, Martínez logró un récord de 17-8 para los Expos, y lideró la liga en efectividad con 1.90, ponches con 305 y 13 juegos completos lanzados; convirtiéndose en el único jugador de los Expos en ganar el Premio Cy Young de la Liga Nacional. Pedro Martínez fue también el primer lanzador derecho en llegar a 300 ponches con una efectividad por debajo de 2.00 desde Walter Johnson en 1912.

Los 13 juegos completos estaban empatados en el segundo total más alto en una temporada en todo el béisbol desde que la carrera de Martínez comenzó (Curt Schilling tuvo 15 en 1998; Chuck Finley y Jack McDowell también llegaron a 13 en un año). Sin embargo, este total de 1997 es, con mucho, el más alto en la carrera de Martínez, ya que sólo completó 7 en el año 2000.

Carrera con los Red Sox de Boston
Mientras estuvo como agente libre, Martínez fue cambiado a los Medias Rojas de Boston en noviembre de 1997 por Carl Pavano y Tony Armas, Jr., y fue firmado para un período de seis años, con un contrato de $75,000,000 (con una opción para un séptimo año y $17 millones) por el gerente general de los Medias Rojas Dan Duquette, siendo el más grande jamás otorgado a un lanzador en ese momento. Martínez de inmediato justificó su pago en 1998, con un récord de 19-7 y terminó segundo en la Liga Americana en efectividad, WHIP (Walks plus hits per inning pitched), ponches, y en las votaciones para el premio Cy Young.

En 1999, Martínez lanzó una de las temporadas más grandes de todos los tiempos, terminando con 23-4, con una efectividad de 2.07 y 313 ponches (ganando la triple corona), ganando por unanimidad su segundo premio Cy Young (esta vez en la Liga Americana), y terminando en segundo lugar en la mayoría de las votaciones para Jugador Más Valioso.

El resultado para MVP fue controvertido, ya que Martínez recibió el mayor número de votos en primer lugar de cualquier otro jugador (8 de 28), pero se omitió por completo de la votación de dos periodistas deportivos, George King de Nueva York y LaVelle Neal de Minneapolis. Los dos escritores argumentaron que los lanzadores no fueron lo suficientemente versátil para ser considerados. (Sin embargo, George King le había dado sus votos de MVP a dos lanzadores la temporada anterior: Rick Helling y David Wells. King fue el único escritor en emitir un voto por Helling, quien se había ido de 20-7 con una efectividad de 4.41 y 164 ponches.). Martínez terminó en segundo lugar detrás del receptor de los Rangers de Texas Iván Rodríguez, por un margen de 252 a 239 puntos. Rodríguez había sido incluido en todos los 28 votos.

En 1999, Martínez se convirtió en el octavo lanzador moderno en tener una segunda temporada de 300 ponches, junto con Nolan Ryan (6 veces), Randy Johnson (tercera vez en 1999, y tres veces más desde entonces), Sandy Koufax (3 veces), Rube Waddell, Walter Johnson, Sam McDowell, J.R. Richard, y Curt Schilling. Schilling más tarde añadiría una tercera temporada de 300-K. Una anomalía en los anales de los lanzadores de poder, Martínez es el único lanzador del siglo 20 en hacer 300 ponches en una temporada sin medir al menos seis pies de altura.

Entre agosto de 1999 y abril de 2000, Martínez tuvo diez años consecutivos abriendo con 10 o más ponches. Sólo tres lanzadores han tenido hasta siete aperturas en una fila, y uno de ellos fue el propio Martínez, en abril-mayo de 1999. Promedió más de 15 ponches por cada nueve entradas durante su racha récord de 10 partidos.1 Durante la temporada de 1999, estableció el récord de más entradas lanzadas consecutivas con un ponche, con 40. En su carrera, Martínez ha recopilado 15 o más ponches en un juego diez veces, empatando con Roger Clemens en el tercer puesto. (Nolan Ryan con 27, y Randy Johnson con 29).

Martínez fue nombrado el AL Pitcher of the Month (Lanzador del Mes de la Liga Americana) en abril, mayo, junio y septiembre de 1999, una hazaña sin precedentes para una sola temporada. Martínez volvió a demostrar su poder dominante en el Juego de Estrellas de 1999 en el Fenway Park, cuando ponchó a Barry Larkin, Larry Walker, Sammy Sosa, Mark McGwire y Jeff Bagwell en dos entradas y un tercio memorable. Fue la primera vez que un lanzador ponchó a los tres bateadores en línea en el inicio de un Juego de Estrellas, y por esa actuación Martínez ganó el premio MVP del Juego de Estrellas.

Martínez fue el punto focal de los playoffs de 1999 contra los Indios de Cleveland. Empezando la serie, fue forzado a abandonar el juego después de cuatro entradas en blanco debido a una lesión en la espalda con los Medias Rojas ganando 2 por 0. Los Medias Rojas, sin embargo, perdieron el juego 3-2. Cuando los Indios ganaron también el segundo partido, parecía que Martínez había lanzado el último lanzamiento de su maravillosa temporada de 1999. Boston ganó los dos próximos partidos para empatar la serie, pero Martínez todavía seguía lesionado para lanzar en el quinto y último partido. Sin embargo, ninguno de los equipos titulares fueron eficaces, y el juego se convirtió en una pelea, empatados a 8 y 8 en la final de 3 entradas. Martínez entró al partido como relevista. Inesperadamente, Martínez neutralizó la alineación de Cleveland con seis entradas sin hits para anotarse la victoria. Ponchó a ocho y dio tres boletos, a pesar de no ser capaz de tirar bien su recta o dominar su cambio. Confiando totalmente en su curva, Martínez y los Medias Rojas ganaron el juego decisivo 12 por 8. Aparte de sus 9 entradas perfectas en 1995, este rendimiento es referido como uno de los mejores en la carrera de Martínez.

En la Serie de Campeonato de la Liga Americana, Martínez lanzó siete entradas sin permitir anotaciones para vencer al lanzador de los Yanquis de Nueva York Roger Clemens en el Juego 3, entregando el campeonato a sus rivales. Su única derrota de la postemporada de 1999.

Después de 1999, Martínez tuvo tal vez su mejor año en el 2000. Martínez registró una extraordinaria efectividad de 1.74, la más baja de la Liga Americana desde 1978, mientras ganaba su tercer premio Cy Young. Roger Clemens con efectivodad de 3.70 fue la segunda más baja de la Liga Americana, pero fue casi el doble que el registrado por Martínez.

El récord de Martínez fue 18-6, pero podría haber sido aún mejor. En sus seis derrotas, Martínez tuvo 60 ponches, 8 paseos, y 30 hits permitidos en 48 innings, con una efectividad de 2.44 y un WHIP (Walks plus hits per inning pitched de 0.79, mientras promediaba 8 entradas por salida. La efectividad de Martínez en sus juegos perdidos fue menor que el líder total en efectividad de la Liga Nacional (Kevin Brown 2,58). El lanzador de los Yankees Andy Pettitte superó a Martínez como mejor lanzador de la liga en dos ocasiones, otras cuatro derrotas de Martínez fueron por una carrera cada una. La primera derrota del año de Martínez fue de 1-0 en la que tuvo 17 ponches y una base por bolas.

El WHIP de Martínez en el año 2000 fue de 0.74, rompiendo dos récords; el de 87 años establecido por Walter Johnson, así como la marca de 0.77 de Guy Hecker en 1882. Martínez se convirtió en el único lanzador abridor en la historia en tiener tantos ponches en una temporada (284) como hits permitidos (128).

En el transcurso de 1999 y 2000, Martínez permitió 288 hits y 69 bases por bolas en 430 innings, con 597 ponches, un WHIP de 0.83, y una efectividad de 1.90.

Aunque continuó su dominio cuando estaba sano, al llegar a un sub-2.00 de efectividad en medio de la siguiente temporada, Martínez pasó gran parte de 2001, relativa en la lista de lesionados con una lesión en el manguito rotador y los Medias Rojas cayeron en un pobre final. Martínez terminó con marca de 7-3, una efectividad de 2.39, y ponchó a 163, pero sólo lanzó 116 entradas.

Saludable en el año 2002, se recuperó para liderar la liga con una efectividad de 2.26, WHIP de 0.923 y 239 ponches, mientras terminaba con un récord de 20-4. Sin embargo, el premio Cy Young de la Liga Americana de esa temporada fue ganado por un estrecho margen por Barry Zito de los Atléticos de Oakland, a pesar de la mayor efectividad, el mayor porcentaje de WHIP, los pocos ponches y un menor porcentaje de victorias de Zito. Martínez se convirtió en el primer lanzador desde la creación del Premio Cy Young en liderar su liga en cada una de esas cuatro estadísticas y sin embargo, no ganar el premio.
Derek Lowe (izquierda) y Martínez celebrando la victoria de los Red Sox en la Serie Mundial de 2004.

El récord de Martínez en 2003 fue de 14-4. Lideró la liga en efectividad por quinta vez con 2.22, también lideró en WHIP por quinta vez con 1.04, y terminó segundo de la liga detrás del mexicano Esteban Loaiza por un solo ponche. Martínez quedó en tercer lugar para el premio Cy Young en 2003, el cual fue ganado por Roy Halladay.

Martínez se fue de 16-9 en 2004, a pesar de una inusual efectividad de 3.90, mientras los Medias Rojas ganaban el puesto del wild card de la Liga Americana. Lanzó efectivamente en los playoffs, contribuyendo a la primera Serie Mundial el equipo en 86 años. Martínez volvió a quedar segundo en ponches en la Liga Americana, y quedó en cuarto lugar en la votación del Cy Young.

El contrato de siete años que recibió de los Medias Rojas había sido considerado un riesgo enorme en la temporada baja de 1997, pero Martínez tenía la esperanza de seguir con el equipo. Sin embargo, Martínez terminó su carrera en los Medias Rojas, dejando un récord de 117-37, el mayor porcentaje de victorias que un lanzador haya tenido con cualquier equipo en la historia del béisbol.
Carrera con los New York Mets
Después del triunfo de Boston en la Serie Mundial de 2004, Martínez se convirtió en agente libre y firmó un contrato de 4 años y 53 millones de dólares con los Mets de Nueva York. En 2005, su primera temporada con los Mets, Martínez logró récord de 15-8 con una efectividad de 2.82, ponchó a 208, y un WHIP de 0.95, liderando la liga. Fue su sexto título de WHIP en la liga, y la quinta vez que lideró las grandes ligas en esa categoría. Los opositores batearon para .204 en su contra.

Martínez comenzó la temporada de 2006 en la parte superior de su juego. A finales de mayo, se fue de 5-1 con una efectividad de 2.50, con 88 ponches y 44 bases por bolas, 17 hits permitidos en 76 entradas; los registros de Martínez fueron los peores de lo que podría haber sido, lo que le costó dos victorias a los Mets. Sin embargo, durante su salida del 26 de mayo ante los Marlins de Florida, Martínez fue instruido por los árbitros para cambiar su camiseta. Se metió en el pasillo, hiriendose la cadera, y malogrando su prometedora temporada. Los efectos no fueron inmediatamente evidente, y aunque Martínez perdió el juego contra los Marlins, su siguiente salida fue un acalorado duelo con el lanzador de Arizona Diamondbacks Brandon Webb. Después de eso, a partir del 6 de junio, Martínez se fue de 4-7 con una efectividad de 7.10 en una serie interrumpida dos veces por visitas de Martínez a la lista de lesionados. Una lesión en la pantorrilla derecha lo atormentó durante los dos últimos meses de la temporada. Después de que Martínez fue retirado de una ineficaz salida el 15 de septiembre, las cámaras de televisión lo enfocaron en el dugout de los Mets, aparentemente llorando. Posteriormente unos exámenes de resonancia magnética que revelaron un desgarro muscular en la pantorrilla izquierda de Martínez, y un desgarro del manguito rotador. Martínez se sometió a una cirugía que lo mantuvo al margen durante la mayor parte de la temporada de 2007.

El 3 de noviembre de 2006, Martínez dijo que si no podía volver con toda su fuerza, podría retirarse después de la temporada de 2007.

El 3 de septiembre de 2007, Martínez regresó de la lista de lesionados con su 207 victorias, permitiendo dos carreras limpias en cinco entradas y registrando sus 3000 ponches, convirtiéndose en el lanzador número 15 en hacerlo. El regreso de Martínez fue considerado un gran éxito, ya que el derecho se fue de 3-1 en cinco aperturas con una efectividad de 2.57. Pero su última salida fue una crucial derrota por 3-0 de Saint Louis Cardinals en la última semana del colapso histórico de los Mets en 2007; Martínez proporcionó un buen rendimiento de pitcheo (7 IP, 2 ER, 7 H, 1 BB, 8 K), pero sus compañeros de equipo fallaron en la ofensiva.
Martínez con los Mets después de una firma de autógrafos

Martínez se convirtió en el cuarto lanzador en llegar a 3,000 ponches con menos de 1,000 bases por bolas (en el caso de Martínez, 701). Ferguson Jenkins, Greg Maddux y Curt Schilling habían hecho lo mismo. Martínez también se unió a Nolan Ryan y Randy Johnson para convertirse en el tercer lanzador de 3,000 ponches en tener más ponches que entradas lanzadas, y es también el primer lanzador latinoamericano en tener 3,000 ponches.

Su inesperado buen final en 2007 aumentó las esperanzas, pero el 2008 fue una temporada terrible para Martínez. Lanzó tan sólo cuatro entradas y un tercio en su primer partido de la temporada, un 1ro de abril yéndose sin decisión contra los Marlins de Florida. Más tarde dijo a periodistas que había sentido algo en su pierna izquierda. Martínez fue diagnosticado con un tendón lastimado y no regresó a la acción por más de dos meses. Tras su regreso, su recta general llegó a 90-91 millas por hora,5 una velocidad menor de lo que había tenido en su mejor momento, pero ligeramente más alta que en las últimas temporadas. Martínez terminó la temporada con una nota baja, perdiendo sus tres decisiones en septiembre con un récord de 5-6, el único récord perdido de su carrera con más de 10 decisiones. (Martínez se fue 0-1 en dos apariciones en 1992.) Su efectividad de 5.61 y su WHIP de 1.57 también fueron los peores de su carrera, y por primera vez en su carrera, decayó su dominio para ponchar a los bateadores.
Durante su contrato de cuatro años con los Mets, Martínez se fue de 32-23 en 79 aperturas, con una efectividad de 3.88 y un WHIP de 1.16.
Carrera con Philadelphia Phillies
Siendo agente libre, Martínez no firmó con un equipo de grandes ligas durante el invierno. En marzo, se unió a la escuadra de República Dominicana para el Clásico Mundial de Béisbol 2009, en un intento de mostrar su brazo. Martínez lanzó seis entradas sin permitir anotaciones con 6 ponches y sin bases por bolas, pero el equipo fue eliminado rápidamente del torneo y no tuvo contrato de grandes ligas. En julio de 2009, los scouts de los Filis evaluaron a Martínez en dos juegos simulados contra el equipo de ligas menores Dominican Summer Phillies, llevándolo a un año de contrato por $1 millón de dólares.6

Sustituyendo a Jamie Moyer como abridor en la rotación de los Filis el 12 de agosto, Martínez ganó en su debut de 2009. En su regreso a Nueva York el 23 de agosto, la victoria de Martínez ante los Mets fue preservada por un raro triple play sin asistencia del segunda base Eric Bruntlett en la parte baja de la novena entrada. Con su victoria el 3 de septiembre (su tercera con los Phillies y su triunfo 100 en la Liga Nacional) Martínez se convirtió en el décimo lanzador en la historia en ganar por lo menos 100 juegos en cada liga. El 13 de septiembre, Martínez lanzó ocho entradas para vencer a los Mets de nuevo, con un marcador final de 1-0. Sus 130 lanzamientos fueron la mayor cantidad que había tirado en un partido desde la Serie Divisional en octubre de 2003. Filadelfia ganó cada una de las 7 primeras aperturas de Martínez, la única vez en la historia del equipo que esto ocurría con cualquier lanzador debutante de los Filis desde 1900.8 En la Serie de Campeonato contra los Dodgers de Los Angeles, lanzó siete entradas en blanco permitiendo sólo dos hits, pero el bullpen de Filadelfia fracasó en la siguiente entrada, costandole la victoria a Martínez.

Se creó un intenso interés de los medios acerca del "regreso al Yankee Stadium" de Martínez en el Juego 2 de la Serie Mundial. Martínez lanzó efectivamente en su segunda salida histórica en la Serie Mundial, pero abandonó el partido en la séptima entrada final 2-1 y terminó perdiendo. Antes de su salida en la serie, Martínez se hacía llamar el mismo y a su lanzador oponente Andy Pettitte "old goats (chivos viejos)". Martínez permitió cuatro carreras en cuatro entradas y un tercio, cayendo a 0-2, los Filis perdieron el sexto juego de la Serie Mundial de 2009 contra los Yanquis de Nueva York.

Después de la serie, Martínez anunció que no tenía intención de retirarse,
 pero se quedó sin firmar cuando comenzó la temporada 2010. A pesar de los informes de los medios de comunicación acerca de que los Filis habían estado discutiendo un acuerdo para que Martínez vuelta en la otra mitad de la temporada,10 el agente de Martínez anunció en julio que él no estaría lanzando en todo el 2010, pero sigue interesado en un retorno en 2011.

En diciembre de 2009, Sports Illustrated, nombró a Martínez como uno de los cinco lanzadores en la rotación de abridores de su MLB All-Decade Team.

En diciembre de 2010, Martínez le dijo a un reportero de El Día "Me estoy dando cuenta de lo que es ser una persona normal ... Lo más probable es que no regrese al béisbol activo ... pero honestamente no sé si definitivamente voy a anunciar mi retiro ". Martínez recibido algunas consultas iniciales durante el invierno, aunque durante el inició de la temporada 2011, no firmó con ningún equipo.

El 25 de marzo de 2011, la Galería Nacional de Arte del Smithsonian develó una pintura al óleo de Martínez para su museo, convirtiéndolo en el primer lanzador de grandes ligas en tener una pintura en su galería.
Pedro el Grande (Asi lo bautizó un narrador dominicano) si quiere saber por que vea estos Datos:
1997: Ganó su primer  CY Young (LN)
1999: Su Segundo CY Young (LA)
1999: Gano el MVP en el All Estar (LA)
2000: ESPY le otorga el Pelotero más sobresaliente
2000: gana su tercer premio CY Young (LA)
2001: ESPY le otorga el pelotero más sobresaliente

El 13 de abril de 1994, en su segunda salida con los Expo de Montreal, Martínez perdió un juego perfecto con un out en la octava entrada cuando golpeó a Reggie Sanders de Cincinnati con un lanzamiento. Sanders furioso se dirigió hacia el montículo del lanzador y luego fue ridiculizado por la prensa, pues no había razón alguna para que un lanzador que está en medio de un juego perfecto quiera golpear de forma intencional a un bateador. Martínez permitió un sencillo en la novena entrada, rompiendo su no-hitter, y fue eliminado por el relevista John Wetteland (quien llenó las bases y recibió dos elevados de sacrificio, que significaron dos carreras y la salida sin decisión para Martínez). Tres años más tarde, en 1997, Martínez volvió a tener otro juego de un solo sencillo permitido frente a los Cincinnati Reds, ese único sencillo conectado por los Reds lo hicieron en la quinta entrada.

Martínez ha estado bastante cerca de lanzar un juego perfecto en varias ocasiones, sin haber tenido créditos por ellos. El 3 de junio de 1995, mientras lanzaba para Montreal retiró a los primeros 27 bateadores de los Padres de San Diego. Sin embargo, el partido estaba empatado 0-0 yéndose a entradas extras. Los Expos anotaron una carrera en la parte superior de la décima, pero Martínez ya había permitido un doble de Bip Roberts. El mánager de los Expos Felipe Alou retiró a Martínez del juego siendo relevado por Mel Rojas, quien retiró a los siguientes tres bateadores.16 Martínez oficialmente no registró ni un juego perfecto, ni un no-hitter.

Martínez otra vez estuvo cerca de la hazaña el 10 de septiembre de 1999, cuando derrotó a los Yanquis de Nueva York 3-1. Se enfrentó a sólo 28 bateadores y ponchó a 17 y sin dar bases por bolas (Martínez golpeó al primer bateador del juego, Chuck Knoblauch, pero fue puesto out al intentar robarse segunda base). Sólo un cuadrangular en solitario por Chili Davis malogró el no-hitter de Martínez. El jonrón de Davis fue conectado en la segunda entrada, rompiendo el hielo, pero este puede haber sido el día más dominante de Martínez en el montículo. El periodista deportivo Thomas Boswell lo llamó el mejor juego lanzado en el Yankee Stadium.

El 29 de agosto del 2000, Martínez tuvo un partido sin hits en el noveno contra Tampa Bay Devil Rays, perdiéndolo por un sencillo de John Flaherty. Martínez había comenzado la noche golpeando el primer bateador, Gerald Williams, en la mano. Williams se dirigió al montículo, amenazando golpear a Martínez en la cara, pero fue detenido por el receptor Jason Varitek. Martínez luego retiró a los siguientes 24 bateadores en fila, y después de un sencillo de Flaherty, terminó el juego permitiendo un sólo sencillo. Tuvo 13 ponches y ninguna base por bolas en el juego, el sencillo de Flaherty habría roto un juego perfecto, si no fuera por el primer bateador golpeado. Martínez nunca ha lanzado un no-hitter oficialmente. Él ha profesado un desinterés en el asunto, diciendo, "Creo que mi carrera es más interesante que un juego".

El 11 de octubre de 1999, Martínez lanzó seis entradas completas sin sencillos, en un formidable relevo durante la Serie Divisional de la Liga Americana frente a los Cleveland Indians.

Martínez fue seleccionado como el lanzador abridor por el equipo de la Liga Americana en el Juego de Estrellas en 1999. El juego, iniciado el 11 de julio de 1999, fue en el Fenway Park, el estadio del equipo de Martínez. Martínez ponchó a Barry Larkin, Larry Walker, y Sammy Sosa en forma consecutiva en la primera entrada. Más adelante, ponchó a Mark McGwire en la apertura del segundo, convirtiéndose en el primer lanzador en comenzar un Juego de Estrellas ponchando a los primeros cuatro bateadores. (El lanzador de la Liga Nacional Brad Penny realizó la hazaña en 2006.) Matt Williams logró alcanzar la primera base por un error de Roberto Alomar luego de ponchar a Jeff Bagwell, mientras que Williams fue sorprendido robando.

El 28 de mayo del 2000, Martínez y Roger Clemens tuvieron un duelo espectacular en la transmisión por televisión del Domingo de Grandes Ligas de ESPN. Ambos lanzadores se vieron envueltos en un duelo que registro una combinación de solo 9 sencillos, una base por bolas y 22 bateadores ponchados. Un juego de 0-0, finalmente fue roto en el noveno inning por un jonrón de Trot Nixon a Clemens. En la parte baja de la novena entrada, los Yanquis llenaron las bases contra un cansado Martínez, pero los Yankees no lograron anotar, y Pedro completó la blanqueada.

En el irritable Juego 3 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana de 2003, luego de permitir carreras individuales en el segundo, tercero y cuarto inning, Martínez golpeó al jardinero derecho de los Yankees Karim García cerca del hombro con un lanzamiento, lo que desató una pelea entre Martínez y la banca de Nueva York. Dirigiendo su atención en el receptor de los Yankees Jorge Posada, Martínez hizo una seña con el dedo en la cabeza, que algunos interpretaron como un beanball, incluyendo al enfurecido coach de banca de los Yankees Don Zimmer. La tensión se mantuvo alta en la parte inferior de la entrada, que abrió con el toletero de Boston Manny Ramírez. Ramírez se enfureció con los ataques de strikes de Roger Clemens, lo que llevó a que ambas bancas se enfrentaran. Durante la conmoción, Zimmer de 72 años de edad, se dirigió hacia Martínez, Martínez desvió el ataque de Zimmer arrojándolo al suelo. Más tarde, Martínez afirmó que no estaba indicando que iba a golpear a Posada en la cabeza, pero que se acordaba de lo que Posada le había dicho.

Martínez también estuvo en la lomita para el Juego 7 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana de 2003 frente a los Yankees. Con los Medias Rojas ganando 5-2 en el inicio de la octava entrada, un cansado Martínez lanzó su salida con problemas. Fue visitado al montículo por el mánager Grady Little, pero no fue movido. Los Yanquis empataron el marcador en contra de Martínez en esa entrada y cuatro hits consecutivos, llevando a una dramática entrada extra, la serie terminó con la victoria de Nueva York.

Después de una temporada relativamente mediocre en 2004 (aunque sigue siendo una temporada sólida, por normas generales), Pedro Martínez se llevó el triunfo en el Juego 3 de la Serie Mundial. Dejó fuera a los Cardenales de San Luis en siete entradas, registrando sus últimos 14 outs consecutivos. A finales de la temporada regular, un intenso juego perdido ante los Yanquis de Nueva York hizo bromear a Martínez diciendo "They beat me. They're that good right now. They're that hot. I just tip my hat and call the Yankees my daddy." Desde entonces, los fanáticos de los Yankees (en particular los llamados "Bleacher Creatures") habitualmente coreaban "Who's Your Daddy?" cada vez que Martínez volvía a lanzar al Yankee Stadium.

Con los Mets, el 10 de abril de 2005, en el Turner Field, Martínez superó a John Smoltz, lanzando un juego de sólo dos hits, una carrera, en su primera victoria con los Mets. El 14 de agosto de 2005, contra los Dodgers, lanzó siente entradas y un tercio sin hits, pero terminó perdiendo el partido y el no-hitter.

En junio de 2006, los Mets jugaron una serie de interligas contra los Medias Rojas, que fue la primera aparición de Martínez en el Fenway Park desde que dejó el equipo. En su salida del 28 de junio de 2006, Martínez duró sólo tres entradas y un tercio, y fue arrollado con 8 carreras (seis limpias) en siete hits, perdiendo su peor partido justo antes de ir a la lista de lesionados.


Referencias
http://es.wikipedia.org/wiki/Pedro_Mart%C3%ADnez
http://www.quisqueyavirtual.edu.do/wiki/Pedro_Mart%C3%ADnez

martes, 26 de noviembre de 2013

Rafael Enrique Blanco Sosa



Nació el 14 de enero de 1907, en la  sección de Don Pedro de Pena en la entonces común de Tamboril, en la provincia de Santiago siendo en orden cronológico el noveno hijo de Eugenio Blanco y la señora María Ubaldina Sosa.

Su padre, quien en la sección de Don pedro Abajo y regiones aledañas era conocido como una persona de absoluta seriedad y bien dedicado al trabajo que le valieron de estimación y respeto le valieron para que se le llamase don Gengo. Procrearon 10 hijos: María Ismaela (Fallecida en la infancia), Jesús María; Estebanía Librada, Ramón Eugenio (Geno), Luis Maria "Churo"; Julio Antonio "Chingo"; Maria Bienvenida; Rafael Enrique "Enrique Blanco" y Edilia Victoria.
Su madre murió en el 1929 antes de que su hijo menor de los vorones se convirtiera en el defensor de los principios fundamentales de la dignidad humana cuyo acto trajo la despiadada extinción de casi el total de la familia por parte del tirano.
Enrique Blanco como su padre desde niño trabajo junto a sus hermanos los quehaceres de la agricultura. Se ejercitaba en actividades deportivas y fue conocido entre su comarcas como un recio y aguerrido bateador.
Solo alcanzó el primer grado en la escuela campestre razón por la cual casi no sabia leer ni escribir. Su modo de conversar era inculto y había en su expresiones tosquedad y rudeza pues hablaba común y corriente con el arcaico campesino cibaeño sin escuela.

Cuando estaba en la edad de entre 18 y 19 años decide la liberación de la tierra que le vió nacer y ingresa al ejército nacional, entre los años 1925 y 1926, durante el régimen constitucional que presidió el general Horacio Vásquez Lajara, para canalizar sus apiraciones militar, acudió a un amigo de su padre, al general Pedro M Estrella "Don piro", valeroso hombre de armas, quien enganchó a Enrique como raso del ejército Nacional.

En el desempeño de sus funciones era arbitrario  y estimaba sus deberes más allá de los reglamentos, actitud que hacia que sus compañeros fueran renuentes a practicar el servicio junto a éste personaje.
De esa época le deviene el apodo del cabo, pues un alto jefe militar dispuso que fuera jefe de patrulla, es decir, que fungiera como Clase frente a los otros rasos que integraban una patrulla y fue así por mucho tiempo.

En una ocasión al celebrarse una fiesta en el poblado de Boca Chica, se presentó en estado de embriaguez, provocando un tremendo enfrentamiento donde hirió a varias personas, y un disparo con el revolver que portaba alcanzó a una señora transeúnte, la cual expiró al ser llevada a la beneficencia que hoy es llamado Hospital Padre Billini.
En este hecho resulto herido de arma blanca en una de sus clavículas, pero sin trascendencia. Investigado el caso, fue sancionado con seis meses de reclutamiento en la Torre del Homenaje, pena que no llegó a cumplir, pues asunto especiales del movimiento político obligaron un movimiento de tropas, lo que aprovecho el alto militar que le era de afecto, para levantar la sanción, poniéndolo en libertad y en aptitud de servicio.

La forma de proceder durante su primer alistamiento lo inhabilitaron para ser admitido en el realistamiento, dado al cumulo de faltas disciplinarias en su Libro Record, y que el comandante de la 17º compañía del E.N. donde el raso Rafael Enrique Blanco Sosa, prestaba servicio desestimo el deseo del mismo y, por el contrario, recomendó su no recibimiento, pues en la vida militar éste privilegio sólo lo tenían los observadores de una conducta que los haga acreedores a tal merecimiento, lo que es ganado con disciplina, corrección y espíritu.

Lo que según el informe del capitán el Raso Blanco Sosa con su temperamento jamás amoldó la disciplina militar, era un adicto a las bebidas alcohólicas y un emprendedor jugador de dados. Esta recomendaciones motivaron que Enrique Blanco no continuara en el E.N., y lo obligaron a retornar a su patria chica de Don Pedro Abajo, donde se dedicó a su habitual ocupación agricultor a pequeña escala, ya que los terrenos que disponía su padre eran escasos.

Las circunstancias especiales que que cambiaron la política a principio de 1930, al quebrantarse el orden constitucional, y el manto Cívico del 23 de febrero de 1930, le brindo la oportunidad al ex raso Enrique Blanco retornar al rescinto del cuartel, teniendo cabida para los primeros meses de ese mismo año, ingresando al centro de enseñanzas que para ese entonces estaba ubicado en el kilómetro 9 de la carretera Duarte y que comandaba el capitán José Navarro Mejía del Ejército Nacional.

Después de servir al ejército en los  en el comienzo de la dictadura de Trujillo, decide desertar de manera misteriosa se llevó consigo el arma de reglamento y se le acusaba de haberle dado muerte a un compañero de armas convirtiéndose así en el hombre más buscado durante la dictadura.

Como es normativo fue puesto en todas las guarniciones del país, mediante Orden Especial, en la que se daban informe del hecho e instrucciones de hacerlo preso, con la advertencia de estaba armado de un revolver marca Smith & Wesson calibre 38 que debía ser recuperado, dejándose entrever que su persecución revestía mucho riesgo más bien por su peligrosidad pues teniéndolo de valiente y muy decidido, lo juzgaban capaz de defender a muy alto precio su libertad y su vida.

Con lógica apreciación la jerarquia militar creyeron que se regugiaba por los predios de Don Pedro, donde estaban su padre, hermanos y demás familiares, por cuya razón fueron enviadas patrullas a su persecución y captura pero da la impresión de que su captore en principio buscaban al compañero de armas.

Cuentan que en una ocasión mientras Enrique Blanco jugaba una partida de dado, y en el momento de más concentración aparecieron unos guardias, pero al esto conocerlo como amigo y compañero de armas, ignorando que era este le preguntaron ¿Donde esta Enrique Blanco? a lo que este respondió mirándolo fijamente "No ta aquí, busquelon pa la capitai".

Instruido por un compañero de arma, quien le dijo que si devolvía el revolver que era lo que a los militares interesaba dejarían de buscarlo, entonces decidió entregar el revolver con el cual había desertado lo remitió al Coronel Luis Veras Fernandez, del E.N., quien para ese entonces comandaba la fortaleza San Luis siendo llevada el arma por su padre y el alcaide pedáneo de la sección de Don Pedro Abajo, es señor José Blas, tan pronto el ejército recupero el arma se suspendieron las patrullas para su captura.

Esta suspensión de actividad para capturarlo se mantuvo por casi dos años durante los cuales se le veía en fiestas y galleras sin embargo el Ejército ni la policía municipal nunca lo molestó.

Cuando todo se puso al rojo vivo debido a las muchas muertes que se le atribuían, la tregua fue levantada y la persecuciones se aumentaban violentamente. Entonces para esa época fue cuando Enrique Blanco dio inicio a la comisión de actos delictivos que inquietaron de sobremanera a los habitantes de los lugares que hacía sus movimientos.

En esa etapa es que Enrique Blanco visita al vecino país de Haití, y visito a un papá Bocó Haitino quien le preparo un  ensalmo para que ni las balas, ni los cuchillos entrasen por su cuerpo, por lo que con dicho conjuro ningún mortal podía darle muerte, ni mucho menos herirlo, entregándole sendos amuleto que ni para bañarse podía quitárselo .

Habiendo conseguido esto Enrique Blanco le preguntó si era posible que otro brujo le quitara dicha magia y el brujo haitiano le racionó diciendo que no.

Entonces este le pregunto que quien podía darle muerte y el brujo le contesto Dios y yo entonces Enrique Blanco se abalanzó hacia el brujo haitiano dándole una estocada que le provocó la muerte dejando el conocido refrán "Más vale por si acaso que un yo lo pensé".

Es a partir de ese entonces que Enrique Blanco se sabía inmune al puñal y las balas, también sabía  que al único que tenía este poder él lo había ya eliminado.

Se llego a decir que Enrique Blanco era brujo y que era visto cuando le pasaba a los guardias por el lado.
Era tan grande el temor que se le tenía que los guardias al ubicarlo en un lado se iban para el otro por no encontrarse con él.

Como Enrique Blanco conocía de palmo a palmo todas las secciones, llanos y montañas y regiones colidantes al municipio de Tamboril y Santiago el ejército rondaba todas partes tras el y empezaron a detener a todas las personas que pidiesen darle alimentos o le diera alberge.

A Enrique Blanco se le atribuía crímenes que jamás cometió, se le achacaban cosas de tres lugares distintos y casi al mismo tiempo, también lejanos a su demarcación.

Pues bien Enrique solo andaba con un puñal hasta que una noche sorprendió a un policía se carretera mientras le estaba haciendo el amor a una joven coqueta de Gurabo, en la carretera de Santiago Puerto Plata, quitándole un revolver que portaba y el cinturón con balas del mismo.

Ahora aparte del puñal largo y afilado ya Enrique Blanco tenía en su poder un revolver y 38 a 50 cápsulas a su disposición la cuales iba emplear depende de las circunstancia.

Enrique Blanco tenía fama de buen tirador, de eso aparte de las normas y reglas adquiridas por instrucciones o enseñanzas, poseía el don de naturaleza donde ponía el ojo ponía la bala. Según la versión de Domingo Pantaleon, contó que siendo militares juntos el y Enrique Blanco  después de recibir nomenclaturas de fusil Máuser, la cual es teoría básica de esta arma, y con los cinco disparo que hizo Enrique Blanco marcó cinco dianas o seas, dió en el centro del tiro al blanco,  y el director asombrado, como los demás compañeros paro la práctica de tiros para darles explicación de este caso excepcional.

Entonces dijeron que era una Chepa (Para lo que no son dominicanos es lo mismo que suerte) y lo pusieron a tirar de nuevo y repitió la misma acción a lo que respondió el instructor ¿y de donde salió este hombre? "Ese debe ser el diablo".

Gregorio Polanco conocido por todo el pueblo dominicano como Gollito, fue un general de montonera, matrero, ocurrente, aparte de su valor bien probado, se le atribuyen graciosas anécdotas con injuicioso sentido filosófico. Su más conocida fue la repuesta a Trujillo, cuando este le pidió opinión de su criterio sobre su gobierno Gollito le respondió "Bueno General Trujillo, el tabaco es fuerte pero hay que fumarlo".
Enrique Blanco incursionaba por los predios del general Gollito, en la sección de Pontesuela al medio que queda colindante con Don Pedro Abajo se acercó a dicho general para pedirle ayuda económica, la cual obtuvo pero aprovechando el general Gollito para decirle esta palabras "la verdad Enrique Blanco  que en estos contornos tu y yo somos los únicos con calzones en la Bragueta. A lo que contesto Enrique Blanco  "No señor general, el único macho de pelo en pecho eh ute que por aquí a peliado de frente y atacando, yo en cambio  vivo huyendo para defenderme y evitar caer en mano de quienes me persiguen".

Enrique Blanco le gustaba exigir silencio leal, discreción absoluta a todos cuanto le conocían o le prestaba ayuda dándole comidas y alojamiento ocultante. un acto desleal del que Enrique Blanco se enterara era motivo para enfurecerse y tomar represalia entonces cruzaba la raya de la amenaza y le daba una pela o los mataba.

Los campesino vivían de la sugestión pues de un lado el ejército le obligaba a la información delatora y por el otro lado Enrique Blanco  le obligaba al silencio, esta era la difícil situación del campesino era como aquel dicho "Palo si boga, palo si no boga".

Alfredo Cruz ejercía el comercio a pequeña escala, tenía un colmado en el paraje Viejo y quien algunas veces, Enrique Blanco  acosado por el hambre acudió a su puerta pidiéndole proveerlo para saciar el hambre.

Una noche Alfredo dormía en dicho colmado, junto a un hermano, y al llegar Enrique Blanco y llamarlo, Enrique Blanco solicitó que lo proveyera de pan, queso, tabaco y una botella de ron.

Mientras se demostraba solícito a complacerlo y daba conversación entretenida, el pulpero había mandado a su hermano a buscar al alcaide pedáneo Pedro Pérez, el que enseguida recluto ocho hombres armados y rodearon la casa comercio, Enrique Blanco reunió todo lo que fue a buscar en su macuto y listo para irse, dándole un jalón al pulpero con brusquedad diciéndole "Alfredo mandaste a buscar a las autoridades, me denunciaste, y tu sabes lo que yo le hago a los deslenguados... pero a ti no te voy a matar por que me ha quitado el hambre muchas veces". Y dirigiéndose al alcaide pedáneo le dijo "Pedro voy a salir, te advierto que hoy es día de Corpus Cristy y no quiero matar a nadie... Así lárgate con la gente para no joderte".

Al instante hizo un disparo que perforo el zinc del colmado lo que bastó para que el Alcalde y acompañantes se despistaran, huyendo a to meter, mientras  Enrique Blanco con aire displicente , salió al camino e iba disfrutando del pan y del queso, y dándose un petacaso de ron caballito que era el ron que le gustaba.

Como otros relatos es bueno escuchar, aunque en diferencia de lugares y la manera como sucediera, en el caso del compadre de Enrique Blanco  donde este le fue en solicitud de albergue, quien con fingida complacencia le dio recibimiento que aparentaba beneláito, acomodándole en una rancheta conuquera, también le dio una suculenta cena, con su botella de ron y su tabacos por lo que  Enrique Blanco se sentía totalmente hospedado.

Transcurrido el tiempo el compadre considero bastante tiempo para estar dormido, con todo sigilo llegó al puesto del ejército Nacional, que estaba cercano a su casa, retornando con tres militares y como práctico al fin al entrar primero al indicado rancho cayo con la frente abierta.

 Enrique Blanco se había vuelto un experto en la escapada pues los guardias al tropezarse con el muerto solo vieron el celaje del hombre que buscaban.

Cuenta que una vez a referirse a su compadre dijó: "Me ha dado mucha pena haber matado a mi compadre Memecio , pero el fue el que se buscó su muerte, por que él sabía bien que yo no perdono a los traidores y me traicionó.

Enrique dándole fama de ser implacable con los traidores motivado por la postura del Alcalde Pedaneo de la Almendra que por el cumplimiento de su deber al percatarse que  Enrique Blanco estaba por los predios informo a los guardias y esto enviaron fuerzas a perseguirlo.

 Enrique Blanco jamás fue visto por los guardias, pero como era amigo del alcalde considero su postura como un acto de traición a su persona y a su amistad, eran verdaderos motivos para no dejarlo sin sanción, por lo que tomo la reacción de asediarlo de la manera que le fuera conveniente.

Ya fuera tocándole las puertas, enviándoles mensajes amenazantes con familiares y personas del lugar así le recargo el temor al Alcalde que opto por abandonar sus tierras, su mujer y sus hijos huyendo por lo que en su comunidad empezaron a llamarle el manilo.

De las muertes a supuesto traidores una de la que más se menciona es la de Mon Cigarro, Ramón Motas se le apodaba así por que siempre en la boca llevaba un cigarro de los denominados tubanos o pachuché, era un agricultor de profesión algunas veces cambiaba por la de chofer, estaba siempre al Servicio Informativo del gobierno, en la persona del Comisario de la policía Municipal o del Coronel del ejército de Santiago, Mon Cigarro conocía muy bien a Enrique Blanco  de forma idéntica Enrique Blanco lo conocía a él, habían crecido juntos y además eran muy buenos amigos.

Una vez, había salido a recorrer el campo, y en la sección de jaragua Mon Cigarro se tropezó con Enrique Blanco, donde celebraron el encuentro pues hacia tiempo que no se veían. Allí compartieron largamente despidiendoses satisfactoriamente de haberse encontrado, y donde volverían pronto a hacerlo.

Tan pronto Mon Cigarro, retornó a la ciudad llevó a conocimiento al jefe de la policía municipal que para esa época se le denominaba como comisario, todos los pormenores de su conversación con Enrique Blanco y plantearon estrategias para su captura.

El plan consistió en que mon en vez de policías o militares, llevaría civiles amigos que reclutaría con tentadoras ofertas que lo estimularían en la acción. Además fue una orden de la cual no se podían resistirse, pues el desacato a la misma implicaba una sentencia de muerte.

Mon se situó en el sitio acordado, pero Enrique Blanco  lo esperaba desde su escondite y lo observaba todo y le disparo un proyectil en la misma boca, mon cae desplomado al instante, rodando por tierra y revolcándose en su propia sangre, hecho que ni siquiera vieron los que le acompañaban.
Un día Enrique Blanco evitando el cerco que le puso la guardia se encontró con Rosendo, una persona conocida suya y después de conversar ambos siguieron en contrarias direcciones, cerca de donde se despidieron a Rosendo lo sorprendió la guardia que lo interrogó acerca de que si conocía a Enrique Blanco o lo había visto por esos lugares, respondiéndole éste que si lo conocía pero de verlo ni un rastro por esos lugares.
Pero sucedió algo que para Rosendo fue inexplicable siempre al rato le salió Enrique Blanco  y quiso explicarle lo de su entrevista con la guardia, pero Enrique Blanco  lo detuvo y le dijo: "No me diga na.., yo lo he oí to... así deben ser los hombre para defender los amigos por que hoy por mi y mañana por ti, soy tu amigo y puede contar conmigo para cualquier cosa, por que no hay hombre sin hombre ¡Adiós hasta después!".
Se cuenta que al transcurrir el tiempo en el mismo lugar de Quinigua, en una tienda que fue levantada improvicionalmente instaladas por buhoneros que van los días de pago a la factoría y plantaciones agrícolas, Rosendo discutió acaloradamente con un forastero, dicho forastero sacó un largo cuchillo y procedió enterrarselo a Rosendo pero antes de poder hacerlo recibió un tiro en el pecho cayendo muerto por una bala escupida desde el revolver de  Enrique Blanco quien antes de marcharse le dijo a Rosendo "Tuve yo te lo había dicho hoy por mi, mañana por ti".
Enrique Blanco, también le arrancó el pudor a muchas mujeres de la zona, tomaba a las mujeres de las zona en continuos actos de violación.
Ya perseguido en todo los lugares, llegó a un campo del municipio de Gaspar Hernandez, precisamente en la casa de Alonso Sosa hermano de su madre a quien sus familiares le llamaban Papá Alonso.
Pero en el sito que había recibido la confianza de sus familiares, Enrique Blanco, rapto a su prima hermana la hija de Alonso, éste con la condición de padre ofendido apeló a proceder a la justicia a su indigno sobrino que lo burló en su propia casa.
Basado en la querella El sargento Teodoberto Blanco Castro puso dispuso patrulla permanente tras la búsqueda del raptor, pues la guaría no le perdía ni pie ni pisa. Enrique Blanco en una desesperación juró que se vengaría del sargento, venganza que cumplió asesinandolo.
También mató al raso Camilo Jáquez  (Camilito) del Ejército Nacional quien había pedido permiso para ver a su madre que se encontraba enferma. El razo vió a Enrique Blanco portando un puñal a la vista lo que le pareció sospechoso (aunque no conocia a Enrique Blanco), le exigió que le entregara el puñal, pero Enrique Blanco haciendo que iba a acatar la orden sacó el revolver del macuto haciéndole un disparo que le atravesó el corazón dejando a camilito tendido en el suelo.
Tras la muerte del raso del E.N. fue cuando empezó a circular la versión de que Trujillo daba dos mil pesos y la insignia de Teniente del Ejército a quien capturara vivo o muerto a Rafael Enrique Blanco Sosa.
Enrique Blanco fue agrandando el radio de sus operaciones lo que fue un estrecho circulo familiar se extendió por casi toda la región cibaeña, y a veces muchos lugares del noroeste.
Cuando esto sucedía llegaron a Trujillo  las expresiones emitidas por Enrique Blanco "En el ejército hay uno que si nos pechamos frente a frente debe ganar el que tire primero y es el teniente Mingo Peña los demás uno por uno no se pueden enfrentar conmigo por que le tiembla la manos, esas partidas de cobardes to me tienen mieo"
Sucedía que Mingo Peña era intimo amigo de Enrique Blanco y compañero de juego de vicio. Trujillo lo había cancelado y no hacia mucho que lo había a mandado a buscar nuevamente a su servicio con el rango de primer teniente. Y al notarse las expresiones de Enrique Blanco fue ascendido a Capitán, llamándolo el mismo
Trujillo a su despacho en el palacio Nacional, y diciéndole usted esta enterado de las expresiones de Enrique Blanco acerca de lo que sucedería si ustedes dos se encontrasen y en caso de que se batan a tiros y le ordenó: "Vaya a su encuentro y le aconsejo que primero ¡Buena suerte Capitán Peña!".
En cumplimiento de la orden el capitán Mingo peña con una tropa por él comandada, acorraló a Enrique Blanco y muchos militares perdieron la vida encontrándose, entre ellos el civil Mon Germosén Santana intimo amigo de Enrique Blanco quien fue fusilado en los tres troncos de mango en la sección veragua por encontrársele el revolver del raso Camilito.
Pero en esta operación Enrique Blanco volvió a Salir ileso por su agilidad y destreza.
Cuentan que fueron inútiles las trampas que por el camino les tendían, hasta que apareció un brujo que dijo que si le entregaban todo lo que pedía en cuestión de días o talvés horas, atraparía el hombre que venía azotando a las autoridades y civiles de la zona. Trujillo entonces mandó al Comandante que le entregaran todo lo que pedía dicho brujo para realizar la arriesgada misión.
Inmediatamente al lugar llegaron diez caballos negros todos con arnés y nueve hombre a los cuales se le había dado la aureola de valentía y decisión  y con el brujo completarían los diez a cada uno se le asigno un caballo.
Entonces vestidos de trajes blancos confeccionado para el efecto, se tiznaron el rostro y salieron a recorrer los campos donde Enrique Blanco había establecido su guardia. Todos agotados por el cansancio de recorrer y recorrer sin exito en sus fines. Toda la comarca y alrededores aprovecharon el vado de un riachuelo que bordeaba por verdes y frondosos arboles, se echaron al suelo para el descanso entre las sombras.
Pero no bien se habían tirado uno de los jinetes con los ojos demensurados abierto, que brotaban casi a salirse de órbita, pregunto a sus compañeros: ¿Como es que habiendo salido 10 habemos 11?
Y de manera desorbitadas todos se montaron a los caballos, picaron sus espuelas y se olvidaron de la misión de capturar al ya terrorífico Enrique Blanco.
Como ya sabemos del rapto de su prima y los crímenes cometidos indujeron a Teodoberto Blanco Castro a disponer sistemáticos servicios de ronda en su demarcación y demarcaciones aledañas para capturar a Enrique Blanco y ordenó la persecución, cateo de las casas de todas las secciones y parajes como Ojo de Agua, Veragua, Joba Arriba, la Piragua, magnate, Bejuco Blanco, la Monteda, El peñón, Agua Clara, Río Piedra, La Hicotea, Yerba Buena, Boba, Sabana Cajuiles, Los Pomos Boca de Orí, Los Guao y muchos Otros. Ya la venganza contra el Sargento Venía jurada.
Para tal propósito decidió asaltar el cuartel del Ejército Nacional, para llevar a cabo su venganza contra el Sargento Blanco Castro trazó un atrevido plan estratégico, haciéndose llamar el Capitán Dulce reclutó 20 campesinos que produjo temor, entre lo que se encontró el Alcalde pedáneo de la Monteada el señor Ningo Estrella como su ayudante Armont obligándole a una acción que todos ignoraban allí se apersonó al Cuartel del Ejército en la población de Gaspar Hernández donde dormían el Sargento y los rasos Martín Santos Florentino y Tulín Núñez (El Burro), y allí le ordenó al Alcalde que llamara para hacer entrega de los presos que llevaba.
Cuando esto sucedía uno de los detenido le dijo que entrara por el patio que estaba abiero, lo que aprovechó Enrique Blanco para llegar donde dormía el Sargento Blanco Castro
El 22 de octubre de 1936, Enrique Blanco asesino a mansalva al Sargento Teodoberto blanco Castro mientras dormia, le hizo 4 disparos, en el hecho dejo herido levemente al raso Núñez pero el raso Martín Santos Florentino, logro reaccionar golpeando uno de sus acompañantes pero recibió un golpe contundente del revolver de Enrique Blanco.

Pues bien según lo concibió, ordenó a un campesino de apellido Rodríguez a cortar el cabe que unía a Gaspar Hernandez con Puerto Plata, olvidando cortar el cable que unía con la comunidad de Sánchez, que fue la vía que utilizaron para informar el hecho hacia Puerto Plata y de ahí a la capital de la República.
Cuando la información llegó a Trujillo este impartió una drástica medida de captura contra el hombre que había sembrado el terror en esta comunidad. Un guardacostas con un contingente bélico zarpó de San Soucí llevando especiales instrucciones hasta capturarlo.
 Con estrategias y posiciones militares, con rondas patrulleras diurnas y nocturnas, bloquearon carreteras, caminos vecinales, trillos y veredas; las casas de los campesinos eran requisadas  y la garantía de vida de los familiares y amigos del fugitivo era muy remota.
El 24 de octubre de 1936, aparecieron asesinados Ramón Eugenio Blanco Sosa y Jesús María Blanco Sosa, cuyos cadáveres tenían señales de ahorcamiento, perforaciones de balas y heridas de armas blancas, se mandaron autoridades investigativas pero todos en el pueblo sabían que su único delito era ser hermanos de Enrique Blanco.
días más tarde en el patio de la familia Gutierrez apareció asesinado debajo de una mata de uvas de playa en una horqueta que le servía de sostén el raso Julio Antonio Blanco Sosa (Chingo) también hermano de Enrique Blanco. Chingo se había alistado en el Ejército Nacional y asignado al escuadrón de caballería duro varios años allí pero por desgracia fue llevado a prestar servicio en Pedernales y cuando el acoso de su hermano fue llamado por el Coronel Joaquín Cocco hijo ordenándole perseguir a su propio hermano, algo que fue impedido por otro alto militar allí presente.
Más luego apresarían y darían muerte a Eugenio Blanco padre de Enrique Blanco, ciudadano ejemplar querido y respetado. Fue lanzado en el trayecto de puerto plata a la altura de la desembocadura del rio Gen en Gaspar Hernández, con los pies y manos con una pesa encima para que siempre fondearan el mar.
Al encontrarse la re-conexión telefónica apareció la cédula del Individuo que Enrique Blanco había mandado a cortar los cables, el individuo delato los nombres de los acompañantes de Enrique Blanco en el asesinato del sargento Teodoberto Blanco Castro. Todos fueron capturado y llevado a la fortaleza San Felipe donde el capitán Arturo Mañe supo respetar sus integridades físicas, pero al amanecer en la loma Isabel de Torres el Capitán Andujar al llegar a la sección La Ermita fusiló a 12 de los presos y otros ocho en Boca de Gen.
Lo que fue sin duda un vil genocidio.

Enrique Blanco se veía cada vez más acorralado, su fuera y movimiento se veían perdiendo imposible de vulnerar sabia la gravedad de su caso tenía tres Alternativas.

1) Hacerle Frente al enemigo

2)Entregarse

3)Suicidarse.


La primera ni la segunda serian jamás parte de su caso puesto que en varias ocasiones había dicho que no lo haría. "Yo no me entregaré de eso puede estar seguro" mientras mostraba sus pies hinchados, "Quizás sea la última vez que no veamos don Juan, asi que mientras tanto barriga galta corazón contento". Así contó Juan Ramón Ramos del que era su amigo de infancia que le había dicho días antes de su descenlace.

Así fue que el 24 de noviembre de 1936,  Enrique Blanco tomo su revolver su inseparable amigo y se suicido dándose un balazo en la cien derecha, a las 11 de la noche en la sección Aguacate Arriba, dándole la instrucción a un joven campesino de nombre Delfín Alvárez García para que cobrara la recompensa de su muerte.

Delfín Alvárez dio su versión al señor Enemencio Bencosme alcalde de la sección Aguacate Arriba "le había disparado en la cien derecha mientras Enrique Blanco dormía un placido sueño en la finca de don Fife" luego le enseño el revolver que portaba Enrique Blanco con el cual según el le había dado muerte.
Decidió ir con el joven héroe, acompañado de moradores del lugar, entre los cuales iba su esposa, un grupo de tropas comandadas por el sargento Peralta al que apodaban la liza luego se le unió un capitán con la odiosa fama de crueles para ir al lugar.

El cadáver de Enrique Blanco fue trasladado a la comandancia del Ejército Nacional en la ciudad de Moca, donde miles y miles de espectadores, y fue paseado en macabra exhibición por las calles de Santiago, donde las personas con los rostro compungidos se reunieron al macabro sepelio.

El 25 de noviembre de 1936, la camioneta que exhibió su cuerpo llegó a la sección del ingenio Arriba militares reclutaron a varios hombres que sin mortaja ni ataúd fue tirado su cadáver
Así termino la existencia del hombre más temido, respetado, odiado y admirado Rafael Enrique Blanco Sosa

En 1978 por diversas construcciones que empezaron a erigirse los restos de Enrique Blanco fueron recogidos y expuestos en una mesa envuelta en la bandera nacional como homenaje a quien fue considerado uno de los primeros luchadores Antitrujillistas. Un incidente se produjo al momento de dar cristiana sepultura a sus restos en el municipio de tamboril cuando el comandante regional del Ejercito y el fiscal de Santiago en ese entonces trataron de arrebatar los despojos fúnebres a los ciudadanos que incluso los calificaron de santo. Enrique Blanco fue sepultado en el cementerio de tamboril pero años mas tarde su tumba fue desaparecida para dar paso a una construcción y solo queda el recuerdo de este hombre cuyas hazañas son narradas en un merengue a su honor que le compuso el maestro puertoplateño Wilfrido Vargas que se titula “Enrique Blanco fue el conquistador de la montaña”


En 1978 por diversas construcciones que empezaron a erigirse los restos de Enrique Blanco fueron recogidos y expuestos en una mesa envuelta en la bandera nacional como homenaje a quien fue considerado uno de los primeros luchadores Antitrujillistas. Un incidente se produjo al momento de dar cristiana sepultura a sus restos en el municipio de tamboril cuando el comandante regional del Ejercito y el fiscal de Santiago en ese entonces trataron de arrebatar los despojos fúnebres a los ciudadanos que incluso los calificaron de santo. Enrique Blanco fue sepultado en el cementerio de tamboril pero años mas tarde su tumba fue desaparecida para dar paso a una construcción y solo queda el recuerdo de este hombre cuyas hazañas son narradas en un merengue a su honor que le compuso el maestro puertoplateño Wilfrido Vargas que se titula “Enrique Blanco fue el conquistador de la montaña”

Más información: http://www.soy402.com/2011/11/quien-fue-enrique-blanco.html
Copyright © Soy402.com

En 1978 por diversas construcciones que empezaron a erigirse los restos de Enrique Blanco fueron recogidos y expuestos en una mesa envuelta en la bandera nacional como homenaje a quien fue considerado uno de los primeros luchadores Antitrujillistas. Un incidente se produjo al momento de dar cristiana sepultura a sus restos en el municipio de tamboril cuando el comandante regional del Ejercito y el fiscal de Santiago en ese entonces trataron de arrebatar los despojos fúnebres a los ciudadanos que incluso los calificaron de santo. Enrique Blanco fue sepultado en el cementerio de tamboril pero años mas tarde su tumba fue desaparecida para dar paso a una construcción y solo queda el recuerdo de este hombre cuyas hazañas son narradas en un merengue a su honor que le compuso el maestro puertoplateño Wilfrido Vargas que se titula “Enrique Blanco fue el conquistador de la montaña”

Más información: http://www.soy402.com/2011/11/quien-fue-enrique-blanco.html
Copyright © Soy402.com

En 1978 por diversas construcciones que empezaron a erigirse los restos de Enrique Blanco fueron recogidos y expuestos en una mesa envuelta en la bandera nacional como homenaje a quien fue considerado uno de los primeros luchadores Antitrujillistas. Un incidente se produjo al momento de dar cristiana sepultura a sus restos en el municipio de tamboril cuando el comandante regional del Ejercito y el fiscal de Santiago en ese entonces trataron de arrebatar los despojos fúnebres a los ciudadanos que incluso los calificaron de santo. Enrique Blanco fue sepultado en el cementerio de tamboril pero años mas tarde su tumba fue desaparecida para dar paso a una construcción y solo queda el recuerdo de este hombre cuyas hazañas son narradas en un merengue a su honor que le compuso el maestro puertoplateño Wilfrido Vargas que se titula “Enrique Blanco fue el conquistador de la montaña”

Más información: http://www.soy402.com/2011/11/quien-fue-enrique-blanco.html
Copyright © Soy402.com